25 reglas del dinero. La compra de una casa

Regla # 3: No gaste más de dos y media veces su ingreso en una casa. Para el pago inicial, lo mejor es conseguir al menos el 20%.

Esta regla es buena si tiene una pequeña deuda o ninguna, sin embargo, muchas personas al comprar una casa por primera vez a menudo adquieren una carga con la deuda que es tan grande que equivale a los ingresos de un año destinados sólo a la educación, y por lo tanto el uso de esta regla puede poner rápidamente a la gente en una zona de peligro.

La razón es simple: una vez que se llega a un nivel en el que se tiene más de dos veces y media el salario anual de la deuda, los pagos de esa deuda se elevarán 40% o más del sueldo que lleva a casa. Si usted calcula que tendrá que estar pagando el 25% de su salario en impuestos (ingresos, gastos, etc.), lo que significa que le queda sólo el 35% de su salario anual para todas sus necesidades y todos sus ahorros. Incluso si usted recorta gastos para ahorrar a sólo el 5% de sus ingresos anuales (que es en sí mismo un peligro), va a tener sólo el 30% de sus ingresos anuales para vivir, que es también una señal de alerta. Si desea hacer algunos cálculos en este sentido, utilice la calculadora de deuda Smart Money.

El umbral del 20% de pago es bastante seguro, sobre todo si ya está sosteniendo una deuda significativa. El costo adicional de tener menos de un 20% de pago inicial, quiere decir que las altas tasas de interés de una hipoteca o el pago de PMI junto con la carga de la deuda extra, le pondrá en una situación financiera muy precaria.

Sin embargo, si usted tiene más de un 20% puede utilizarlo para el pago inicial, si usted no necesariamente quiere dejar todo en el pago inicial. Si usted tiene la confianza de que es capaz de superar la tasa de interés hipotecario en otras inversiones -y hay una gran cantidad de inversiones por ahí que pueden superar el umbral de 6.7%- usted podría considerar seriamente la posibilidad de invertir el dinero restante después de tener el 20% del pago. Además, si usted fuera a tener problemas financieros en una fecha posterior, puede acceder a ese dinero extra sin afectar su casa o refinanciar su hipoteca.

En resumen, esta regla tiene sentido si usted es un inversionista tímido o si usted tiene demasiado dinero en el banco, pero si cualquiera de estos estados lo excluyen a usted, es hora de volver a escribir la regla:

“No rebase más de dos veces y media el ingreso de la deuda total para comprar una casa. Para el pago inicial, sólo exceda el 20%, si usted no piensa que puede liquidar la tasa de interés en las inversiones”.

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios