25 Reglas del dinero. Refinanciamiento de Casa

Regla #2. Vale la pena refinanciar su hipoteca cuando usted puede reducir su tasa de interés por lo menos un punto.

Las reglas generales fracasan miserablemente cuando se evalúa una situación compleja y multidimensional, como la decisión de refinanciar. Por ejemplo, las razones para refinanciar podrían incluir simplemente disminuir la tasa de interés de su hipoteca, el afianzamiento de la deuda pendiente, disminuir más rápido el plazo de la hipoteca para construcción de vivienda, o utilizar la casa como palanca para hacer una compra importante. Cada situación proporciona diferentes normas para evaluarla, pero ¿hay un principio central que pueda ser extraído de este lío?

Si su único objetivo es refinanciar el interés para reducirlo, lo más probable es que esta regla funcione perfectamente para usted. En este mercado inmobiliario competitivo, muchos prestamistas han reducido los costos de refinanciamiento hasta el punto en que una caída del 1% en el interés inicial en la vida del préstamo puede de hecho ahorrar dinero durante la vida del préstamo. Si puede ganar una reducción del 1%, aún mejor.

Pero digamos que usted tiene una deuda pendiente de $ 20,000 en la tarjeta de crédito a 15.99% PTA (Porcentaje de Tasa Anual), y desea refinanciar para bajar la tasa de interés. En este caso, podría tener sentido refinanciar a la misma tasa que su casa actual, si los costos de cierre pueden compensar la diferencia entre la tasa de préstamo hipotecario y el terrible alto “Porcentaje de Tasa Anual” de su tarjeta de crédito.

¿Qué pasa si usted desea disminuir más rápido el plazo de la hipoteca para la construcción de su vivienda? Si usted está al inicio del ciclo de vida de su préstamo, dejar caer el interés aún un medio por ciento durante un plazo reducido puede terminar ahorrándole dinero en la vida total del préstamo. Sus pagos mensuales podrían ser más altos, pero sus pagos totales serían menores.

En resumen, la única regla general que se aplica para un refinanciamiento es que usted esté ahorrando dinero en la misma proporción en que usted esté preocupado por el asunto, no importa la dimensión. Cuando usted está considerando un refinanciamiento de su casa, sólo no se enganche con una tarifa inferior del 1.5 %; siéntese y recorra cuidadosamente los números para asegurarse de que usted realmente va a ahorrar dinero, por lo tanto:

“Vale la pena refinanciar la hipoteca de su casa solamente cuando usted puede reducir sus costos totales incluyendo los costos de refinanciamiento añadidos”.

Por Trent Hamm que es el creador y autor del best seller “The Simple Dollar”

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios