4 fantásticos beneficios de la meditación para la salud

Da clic a la imagen para ampliarla
Hay evidencia de que la meditación puede serle incluso mejor que dormir la siesta.

La meditación es una de las prácticas de mayor beneficio que uno puede participar, y casi todo el mundo sabe que debe tomarse tiempo para ello. La meditación tiene un efecto maravillosamente calmativo para el cuerpo y mente, e induce a menorar el estrés, a sentirse más tranquilo y consciente del ser.

Lamentablemente, sin embargo, la mayoría de la gente se arrastra por el ritmo frenético de la vida, llegan asuntos más urgentes y los pensamientos de la meditación se van por la ventana. Pero al no darse tiempo para meditar, es una verdadera pérdida para su salud. Si usted es uno de los que nunca encuentra tiempo, aquí hay cuatro simples razones para mejorar la salud, por eso le recomiendo obtenga sin más demora una ranura de tiempo para meditar, ¡su salud depende de ello!

1. La meditación químicamente incrementa felicidad, aleja la ansiedad y corta al dolor

La meditación estimula la liberación de endorfinas del humor circulando en el torrente sanguíneo, aquello a su vez aumenta la sensación de bienestar. Esos buenos sentimientos indirectos bioquímicamente inducidos en otras áreas de la vida emocional, ayudan a los meditadores regulares a tranquilizarse más, a ser más empáticos, disminuye la ira y es menos probable que se preocupen por las cosas pequeñas.

 Hay evidencia de que la meditación puede serle incluso mejor que dormir la siesta

Según el Journal of Neuroscience (Revista de Ciencia neurológica), la meditación también ofrece productos químicos potentes para aliviar el dolor en el cerebro – haciendo de la práctica una especie de eliminador del dolor DIY. Para muchos de mis pacientes, en particular habitantes de ciudad, una práctica de meditación puede serles una forma especialmente útil para combatir el estrés y/o la ansiedad, eso les permite forjar una rebanada de serenidad en medio del caos urbano, o donde quiera que ellos se encuentren.

2. La meditación reduce presión arterial, ataque y riesgos de enfermedad cardiaca

Cuando se trata de los efectos de meditación sobre la salud, todas las noticias son buenas, sobre todo cuando se trata de bajar la presión arterial, accidentes cerebrovasculares y riesgos de enfermedad cardíaca. Incluso las mentes ultra conservativas de la Asociación Médica de Estados Unidos se han manifestado a favor de la meditación, recientemente publicaron un informe afirmando que “la meditación trascendental (TM) puede ser considerada como una alternativa para reducir la presión arterial sistólica y diastólica en personas con presión arterial alta”.

3. La meditación retarda al envejecimiento cerebral y a los cromosomas los mantiene jóvenes

En los últimos años, varios estudios han sugerido que la meditación puede ayudar a retrasar el envejecimiento en la mayoría de quienes más lo tememos, la mente. Un nuevo estudio realizado por investigadores de UCLA concluyó que “la meditación parece ayudar a preservar la materia gris del cerebro, el tejido que contiene a las neuronas”.

Eso significa, la mayoría de materia gris puede ser conservada con la ayuda de alguna práctica de meditación; el problema menos neurológico es muy probable que esté en camino. Eso debería inspirarnos incluso entre presión de tiempo, para dar un vistazo más de cerca a esta práctica increíblemente importante. ¿Sigue aún en la verja? Entonces considere esto: Otro estudio de UC Davis demostró que la meditación estimula la actividad telomerasa, que a sus cromosomas los mantiene jóvenes y se vincula con la esperanza de vida más larga.

4. La meditación le ayuda a dormir más fácilmente, o le intensiva a levantarse de inmediato

Una mente velocista y cuerpo atormentado por la tensión no va a la deriva a soñar sin pelear. No luche, no se medique – en vez de eso, medite. Al hacerlo así, aquieta la mente, le relaja el cuerpo y lo prepara para su descanso. En este estado de calma, le será mucho más fácil ir a la deriva.

Los estudios demuestran que los meditadores una vez adormitados, ellos disfrutan impulsados por patrones de sueño con ondas lentas que se traduce en un mejor sueño y menos insomnio. En las noches cuando el sueño es difícil de alcanzar, trate de meditar acostado para ayudarle a quedarse dormido. Incluso si usted no se duerme enseguida, con la meditación le da a su cuerpo algunos de los beneficios restauradores cerebrales y corporales, es por eso que vale la pena hacerlo. ¿Necesita un impulso durante el día?.

La meditación puede también servirle de ayuda; hay evidencia de que la meditación puede serle incluso mejor que dormir la siesta. Cuando los investigadores compararon el estado de alerta con estudiantes que se les pidió dormir, ver la televisión o meditar, ¿adivine quienes llegaron a la cima? Los meditadores fueron quienes en la escala de alerta se anotaron un 10% más que los no meditadores.

Este artículo fue originalmente publicado en www.drfranklipman.com. Lea aquí el original.

Por Dr. Frank Lipman – drfranklipman.com

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios