5 alimentos que sorprendentemente te mantienen gordo

Da clic a la imagen para ampliarla
Bebidas light o dietéticas, “cenas” de microondas, cereales “saludables” para el desayuno, pan de trigo integral y yogurt bajo en grasa pueden generan algunos kilos demás.

Además de los comestibles basura obvios, hay cinco de ellos que quizá nunca sospechó le producirían algunos kilos de más.

1. Gaseosas light o dietéticas

¿En serio? Las investigaciones realizadas en el UT Health Science Center de la Universidad de Texas encontraron que cuanto más gaseosas dietéticas se beban, más probablemente se aumentará de peso. El Health Science de San Antonio reveló luego de un estudio, que aquellos que bebían refrescos de dieta ganaron más peso.

“En promedio, por cada bebida dietética blanda que nuestros participantes bebieron diariamente, el 65 por ciento de ellos era más propenso a tener sobrepeso durante los próximos siete u ocho años, y el 41 por ciento más propensos a ser obesos”, dijo Sharon Fowler, MPH, asociado de la facultad en la división de epidemiología clínica. Un artículo escrito por Mark Hyman, MD, señaló que los edulcorantes artificiales son cientos de miles de veces más dulces que el azúcar regular, activando nuestra preferencia genéticamente y programándolo para el gusto dulce.

Engañan a nuestro cuerpo haciéndole creer que el azúcar está llegando, haciendo que el cuerpo bombee afuera la insulina y la hormona de almacenamiento de grasas, creando más grasa en el vientre.

2. “Cenas” dietéticas de microondas 

Tienen nombres que suenan pegadizos y saludables, también vienen en porciones personales, y aparentan ser muy prácticos. Pero los beneficios se detienen hasta ahí. El problema es que la mayoría de los nutrientes de las comidas dietéticas de microondas fueron absorbidos durante su procesamiento. Y mientras ellos cuentan con su falta de contenido de grasa, contienen índices altos de sal, lo que hará que retenga el agua y se hinche.

3. Cereales “saludables” para el desayuno

Sus anuncios muestran a modelos flacas comiendo abundantes cuencos de “cereales enriquecidos”. Además de que muy pocos de ellos están conformados por granos enteros intactos, lo que puede dañar su salud es lo que se añade a los cereales. Cualquier cosa, desde los bits azucarados de frutas, a menudo incluye carbohidratos refinados que pueden engordar.

La mayoría de los cereales para el desayuno elevan su glucosa en la sangre y los niveles de insulina. Luego, cuando el azúcar se manifieste en su almuerzo, usted querrá carbohidratos refinados y una bebida azucarada. Por lo tanto, al leer las etiquetas impresas en el paquete de cereales, especialmente las que dicen: “bajo en grasa” o “grano entero”, piense que la mayoría de ellos están generalmente cargados de azúcar. Y al comprobar el tamaño del anuncio aduciendo una pequeña cantidad de azúcar, verá que en la mayoría de los casos ésta es ridículamente pequeña

4. Pan de trigo integral

Una vez más suena saludable, con fotos en el paquete mostrando campos de trigo bañados por el sol y movidos por la brisa. Pero prácticamente todos los granos en estos panes se han pulverizado en harina fina que aumentará el azúcar en su sangre. La incómoda verdad de acuerdo a una publicación de la Escuela de Medicina de Harvard, es que el pan integral tiene un índice glucémico (la rapidez con que los alimentos alcanzan azúcar en la sangre) tan alto como el pan blanco regular.

 5. Yogur bajo en grasa

Dice bajo en grasa, por lo que debería ser bueno para perder peso, ¿no? Pero es falso. La mayoría de yogures bajos en grasa son más procesados, lo que significa esencialmente que la grasa ha sido extraída (lo que hace bueno el sabor) y sustituida con toda clase de otros ingredientes para compensar el azúcar similar a la grasa, jarabe de maíz de alta fructosa o algún edulcorante artificial. Gary Taubes y el Dr. Peter Attia de Iniciativa de Nutrición Científica señalan que los azúcares y aditivos que sustituyen a las grasas que faltan en el yogur, conducen a la resistencia a la insulina, lo que puede contribuir a la obesidad.

Por Alex A. Kecskes – www.Care2.com

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios