¿Sabías que la tecnología 5G podría causarte problemas de audición?

Con la escusa de dar a la población un servicio más veloz de comunicaciones móviles, llega la tecnología 5G. La mayoría de las personas estamos interesados en las novedades que nos brinda esta tecnología y por ello muy pocos analizamos los efectos negativos.

Sabemos que la infraestructura de las telecomunicaciones inalámbricas utilizan las ondas de frecuencia para transmitir las señales. Las ondas incorporan una gran cantidad de energía o radiación la cual también es emitida por los teléfonos móviles que utilizamos todos los días.

Estas ondas de radiofrecuencia están dentro del espectro electromagnético. Un factor importante del espectro electromagnético es que mientras más cortas sus longitudes, éstas transportan más cantidad de energía.

Científicos también indican que la energía producida por la tecnología 5G puede ser más peligrosa que las anteriores por sus características de usar ondas milimétricas y celdas pequeñas. 5G va a utilizar ondas con mas radiación y van a ser emitidas por mas cantidad de torres y antenas de comunicación.

Algunas de las ondas electromagnéticas que se transmiten en altas frecuencias transportan tanta energía que son capaces de romper los enlaces entre las moléculas causando daño a la salud de los seres humanos, plantas y animales. Estas clases de ondas se llaman ondas ionizantes.

Muchos científicos advierten sobre la constante exposición a estas energías. A largo plazo pueden causar efectos negativos a la salud como cáncer del cerebro, tumores del nervio acústico, disminución en cantidad y actividad de los espermatozoides, problemas de audición, problemas de sueño, dolores de cabeza, enfermedades cardiovasculares, metabolismo alterado, problemas de aprendizaje, entre otros.

También resultará en un cambio ambiental sin precedentes a escala global. Es imposible prever la densidad planificada de los transmisores de radiofrecuencia. Serán millones de nuevas estaciones base 5G en la Tierra y 20,000 nuevos satélites en el espacio, 200 mil millones de objetos transmisores, según las estimaciones, formarán parte de la Internet de las cosas para 2020, y un billón de objetos algunos años más tarde.

Tendremos hogares “inteligentes”, negocios “inteligentes”, autopistas “inteligentes”, ciudades “inteligentes” y automóviles autónomos. Prácticamente todo lo que poseemos y compramos, desde refrigeradores y lavadoras hasta cartones de leche, cepillos para el cabello y pañales para bebés, contendrá antenas y microchips y se conectará de forma inalámbrica a Internet.

Los sistemas de telecomunicaciones vía microondas no solo afectan en las ondas cerebrales humanas sino también irrumpen en los delicados sistemas de guía de los pájaros migratorios, de los murciélagos, de las ballenas, de las abejas entre otras especies, con resultados catastróficos en contra de la biología.

El Dr. Martin Pall, profesor de la Universidad Estatal de Washington envió una carta a la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU indicando que sus directrices son inadecuadas, obsoletas y que están a favor de la industria de las telecomunicaciones. La carta también indica que el 5G puede producir graves efectos adversos como ceguera, pérdida de audición, cáncer de piel infertilidad masculina y problemas de tiroides.  Este Documento contiene una gran cantidad de referencias científicas donde se pone a prueba los peligros de la radiación de radiofrecuencia.

Por otra parte, 215 científicos de 40 países lanzaron un LLAMAMIENTO MUNDIAL a las autoridades de los gobiernos para detener, parar, suspender el despliegue de la tecnología 5G que promete generar alta conectividad e Internet generalizado, pero para lograrlo aumentará de manera sustancial la radiación electromagnética de radiofrecuencia en el ambiente generando una amenaza REAL a la salud de los humanos expuestos en donde se instale 5G.

Aquí te dejamos 9 recomendaciones para reducir los daños:

1.- Mantener el teléfono móvil alejado de nuestro cuerpo, de ser posible usar auricular ya que este emite mucho menos energía de radiofrecuencia que el teléfono móvil.

2.- Tratar de enviar mensajes de texto en lugar de llamadas telefónicas, los SMS emiten menos cantidad de ondas electromagnéticas.

3.- Si está descargando o subiendo archivos de gran tamaño mantener el teléfono alejado de su cabeza y de su cuerpo ya que la constante comunicación con la torre de la operadora móvil generará mucha energía.

4.- Guardar el teléfono en la bolsa, maleta o cartera y no lo guarde en el bolsillo o en la cintura, los teléfonos emiten energía de radiofrecuencia constantemente debido a que el teléfono está tratando de conectarse a las torres de comunicación.

5.- Poner en modo avión si no se está utilizando el teléfono.

6.- Reducir el uso del teléfono móvil cuando este emite altos niveles de energía de radiofrecuencia. Por ejemplo:

– Cuando está habilitado solamente una o dos barras de conexión. Esto debido a que los teléfonos celulares emiten ondas de radio más fuerte cuando la conexión con la torre de comunicación es débil.

– Cuando vamos en un vehículo que está moviéndose a altas velocidades. Esto debido a que el teléfono emite más energía para conectarse a las diferentes torres de comunicación de los diferentes segmentos de la carretera.

– Cuando escuchamos música y vemos videos directamente del internet ya que esto genera muchas ondas de radiofrecuencia.

7.- No dormir con el teléfono cerca, ya que podría estar recibiendo toda la radiación del celular mientras está durmiendo.

8.- Guardar el celular en Jaulas de Faraday o envolturas de papel aluminio.

9.- Elevar nuestra conciencia y mantener nuestra frecuencia alta. Para esto puede ayudarte la meditación y mantener pensamientos positivos.

Esta tecnología 5G tiene que ser estudiada muy a fondo para ser aprobada.  Si los planes de la industria de las telecomunicaciones para 5G llegan a buen término, ninguna persona, ningún animal, ningún pájaro, ningún insecto ni ninguna planta en la Tierra podrán evitar la exposición las 24 horas del día, los 365 días del año, a niveles de radiación de RF que son decenas o cientos de veces más grandes de lo que existe hoy en día.

Estos planes 5G amenazan con provocar efectos graves e irreversibles en los seres humanos y daños permanentes a todos los ecosistemas de la Tierra. De acuerdo a la APELACIÓN INTERNACIONAL para DETENER el despliegue de la tecnología 5G, se deben tomar medidas inmediatas para proteger a la humanidad y al ambiente, de acuerdo con los imperativos éticos y los acuerdos internacionales.

Redacción SOH

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios