Absuelven a Trump en segundo impeachment

0
722
El presidente Donald Trump regresa a la Casa Blanca en Washington el 25 de marzo de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

El expresidente Donald Trump fue absuelto del cargo de incitación a la insurrección por el Senado este sábado.

Cincuenta y siete senadores votaron a favor de condenar a Trump. Una condena requiere una supermayoría de 67 votos.

Los 43 senadores que votaron para absolver a Trump son republicanos. Todos los demócratas votaron para condenarlo. Siete republicanos se unieron a los demócratas.

“Me preocupaba la falta de debido proceso y la constitucionalidad de este juicio en curso y yo voté dos veces para decirlo. Pero tenía el deber como jurado de escuchar los argumentos de ambas partes y mantener la mente abierta, lo cual hice”, dijo el senador Tommy Tuberville (R-Ala.), quien votó a favor de la absolución, en un comunicado poco después de la votación.

“Luego de escuchar los argumentos presentados, voté para no condenar por varias razones, incluido el hecho de que no creo que el Senado tenga la autoridad para juzgar a un ciudadano privado”.

“Los Encargados del Impeachment de la Cámara, iniciaron un espectáculo, de un juicio inconstitucional, para humillar al expresidente y a sus partidarios. Los Encargados del Impeachment no han logrado nada más que extender el dolor del pueblo estadounidense. Ellos lograron una cosa: la absolución de Donald J. Trump”, agregó la senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.), otro voto a favor de la absolución.

Los demócratas alegaron que muchos republicanos ya tenían la mente puesta en absolver a Trump incluso antes de que comenzara el juicio.

“Ellos claramente estaban en la posición de que, independientemente del derecho de la evidencia, iban a votar”, dijo el senador Chris Van Hollen (D-Md.) a los periodistas luego de la votación.

El representante Jamie Raskin (D-Md.) habla en el primer día del segundo juicio de impeachment del expresidente Donald Trump en Washington el 9 de febrero de 2021. (Congress.gov vía Getty Images)

La Cámara de Representantes acusó a Trump el 13 de enero mientras aún estaba en el cargo por un solo artículo de acusación, incitación a la insurrección, alegando que estuvo detrás de la irrupción al Capitolio de los Estados Unidos una semana antes.

Los demócratas en la Cámara se desempeñaron como encargados del impeachment, o fiscales de facto, tratando de convencer al Senado de que condenara a Trump por el cargo.

“Senadores, ¿qué delito mayor se puede cometer que incitar a una insurrección violenta en nuestra sede de gobierno durante el traspaso pacífico del poder?”, dijo el representante Jamie Raskin (D-Md.), el encargado principal de impeachment, durante el juicio.

Trump no solo provocó que una turba asaltara el Capitolio de los Estados Unidos, sino que luego se sentó y observó “con deleite” cómo el edificio era atacado, afirmó Raskin, “violando un juramento sagrado y cometiendo un profundo abandono y desamparo del deber”.

Los abogados de Trump argumentaron que el juicio era inconstitucional ya que el expresidente ahora es un ciudadano privado y acusaron a los demócratas de mostrar videos editados selectivamente que omitían evidencia clave, como cuando Trump les dijo a sus partidarios el 6 de enero que fueran al Capitolio “de manera pacífica y patriótica”.

En un comunicado tras la votación, Trump dijo que los demócratas tienen “un pase libre para denigrar el estado de derecho, difamar a la aplicación de la ley, animar a las turbas, excusar a los alborotadores, y transformar la justicia en una herramienta de venganza política”.

También dijo que él siempre ha defendido y defenderá “el imperio de la ley inquebrantable, los héroes de la aplicación de la ley, y el derecho de los estadounidenses a debatir de manera pacífica y honorable los problemas del día sin malicia y sin odio”.

Redacción: ZACHARY STIEBER

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios