Acosan o detienen a casi 2000 practicantes de Falun Gong en los últimos meses

0
98
Practicantes de Falun Gong participan en un desfile en Flushing (Nueva York) el 18 de abril de 2021 para conmemorar el 22º aniversario de la apelación pacífica del 25 de abril de 10,000 practicantes de Falun Gong en Beijing. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

La policía china acosó o detuvo a casi 2000 practicantes de Falun Gong en los dos últimos meses, según Minghui.org, una página web con sede en EE. UU. que documenta la persecución del régimen comunista chino contra Falun Gong.

Entre las 1963 personas, 764 fueron detenidas y 1199 fueron acosadas. Algunos de ellos sufrieron redadas en sus casas, lavados de cerebro, extorsiones financieras y análisis de sangre forzados.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china que presenta tres principios básicos (verdad, benevolencia y tolerancia) junto con cinco ejercicios de movimiento lento. Tras hacerse pública en 1992, sus practicantes en China aumentaron hasta alcanzar entre 70 y 100 millones de personas en 1999. Entonces, el régimen chino, considerando la popularidad de la práctica una amenaza, lanzó una campaña de persecución a nivel nacional para erradicarla.

El Partido Comunista Chino (PCCh) sigue intimidando, dañando y encarcelando a los practicantes de Falun Gong por mantener su fe.

El 10 de octubre, la policía de Shanghai detuvo al practicante de Falun Gong Xu Yongqing, experto en ingeniería eléctrica, en la estación de tren de la ciudad de Longquan, en la provincia oriental china de Zhejiang. Los agentes justificaron la detención porque Xu llevaba un libro de Falun Gong en su mochila, según Minghui. Al día siguiente, fue trasladado a un centro de detención local.

Antes de su detención, Xu se vio obligado a trasladarse tres veces en el último año debido a la vigilancia y el acoso continuos de las autoridades chinas.

En 2017, el ingeniero superior fue condenado a dos años de cárcel por su fe y cumplió la pena en la prisión de Hongzehu, en la vecina provincia de Jiangsu, hasta el 28 de noviembre de 2019.

Otro caso de persecución fue el de Zhou Ailin, residente en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei. La policía la detuvo el 29 de septiembre porque practica Falun Gong, su noveno arresto desde que el PCCh comenzó la opresión de esta creencia en julio de 1999. Seis policías de la sucursal del distrito de Qiaokou de la oficina de seguridad pública de la ciudad la trasladaron a un centro de adoctrinamiento en el pueblo de Etouwan.

Cabe destacar que en el centro de adoctrinamiento había 196 practicantes de edad avanzada, de 65 años o más.

En la ciudad de Changsha, provincia de Hunan, varios policías de paisano allanaron la casa de Zhou Weiqun, de 85 años, el 24 de septiembre. La policía no mostró ningún permiso, pero realizó un registro exhaustivo y confiscó más de 40 libros de Falun Gong de Zhou. Lo llevaron a la comisaría de Juzizhou y recogieron por la fuerza sus datos personales, incluidas las huellas dactilares y una muestra de sangre. Sin embargo, su intento de trasladarlo a un centro de detención local fracasó porque las autoridades del centro consideraron que su edad era un riesgo y denegaron la petición de la policía.

Además, al menos una practicante de Falun Gong detenida fue perseguida hasta la muerte en los últimos dos meses, según Minghui. Su Yunxia, de 67 años, del distrito de Daowai, en la provincia nororiental china de Heilongjiang, falleció en una prisión provincial de mujeres el 4 de septiembre de 2021, a dos días de cumplir su condena de cinco años.

POR FRANK YUE

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios