Una joven de 17 años de edad fue golpeada por la policía y luego sentenciada a tres años de prisión por distribuir volantes acerca del poder de China sobre el Tíbet. Esto sugiere que los funcionarios locales están resueltos a erradicar los disidentes después del creciente número de auto inmolaciones.

La noticia del encarcelamiento de Jigme Dolma fue recibida recientemente, sin embargo, un monje con sede en India, le informó a la Radio Free Asia (RFA) que fue encarcelada en agosto.

Jigme fue detenida por organizar una protesta en el poblado de Kardze, provincia de Sichuan.

“No se sabe dónde está localizada la prisión”, le dijo el monje Jigme al locutor y agregó “sin embargo, la sentencia de 3 años ya fue confirmada”.

En junio, Dolma repartió volantes desde un puente encima de una intersección en el poblado de Kardze, y gritó consignas a favor del Tíbet.

“Cuando llegó a la parte principal del poblado, la policía se la llevó golpeándola”, le dijo a RFA una mujer Tibetana que vive en Kardze. También se dijo que la siguieron golpeando y luego fue llevada al hospital con un brazo en un cabestrillo.

A sus padres sólo se les permitió visitarla una vez cuando estaba detenida en Kardze, luego fue transferida a una región desconocida lejos del área Tibetana en un territorio Chino, dijo el monje. “La acusaron de cometer acciones con intención de dividir a China”, dijo.

En los últimos meses, los funcionarios chinos intensificaron las medidas tomadas en contra de los protestantes del Tíbet. Han arrestado a aquellos que difunden información acerca de los Tibetanos que se habían autoinmolado en protesta contra el régimen chino.

Recientemente, un monje Tibetano con base en la provincia de Sichuan fue sentenciado por difundir información acerca de quienes se autoinmolaron.

Desde febrero 2009, más de 50 Tibetanos la mayoría monjes y monjas se prendieron fuego en protesta al régimen comunista chino. Lobsang Sangay, el Primer Ministro del Tíbet en exilo, no ha criticado las autoinmolaciones que están ocurriendo cerca del monasterio de Kirti en la provincia de Sichuan.

La campaña internacional Por el Tíbet, un grupo de derechos, envió una carta al Secretario de Estado de EE.UU. Hillary Clinton la semana pasada. La carta le pide que aborde con el régimen chino el tema de “seguridad y de las medidas tomadas para la persecución y campañas de re-educación”, dirigidas a los tibetanos.

Tales programas “son, en realidad, las que aceleran el deterioro de la cultura tibetana, y un empinamiento del derrumbe de la libertad religiosa que contribuye a la tragedia que cada vez se hace más visible por la comunidad internacional”.

En los últimos días, la Región Autónoma Tibetana, capital de Lhasa ha estado fuertemente bloqueada y vigilada por las fuerzas de seguridad chinas. Un residente describe la situación como “una gran prisión”, la policía está por todas partes, armada con rifles, palos y extinguidores de fuego.

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com.

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios