Es el momento oportuno para presionar a China en los acuerdos comerciales para que respete los derechos humanos. Opinión surgida desde Suecia hasta Perú

Gothenburg, Suecia

Rikard Eriksson, 33 años, Ingeniero civil

China sigue creciendo, pero todavía depende del resto del mundo. Debemos hacer demandas a China mientras que todavía podemos, porque a medida que se hace más fuerte, será menos probable que nos escuche o cambie. El historial de derechos humanos de China es pobre, persigue a las minorías. Hay muchos problemas, así que creo que ambos temas deben ser tratados juntos. Si queremos que China cambie, ahora es el momento.

Dubái, Emiratos Árabes Unidos

Daniel Adkins, 43 años, Profesor asociado

Cuando negocian con China creo que los gobiernos de la mayoría de los países harían bien en tratar el comercio y los derechos humanos  separadamente por dos razones principales; los derechos humanos deben enfocarse individualmente y no utilizarlos como moneda de cambio. Si un país se ve obligado a observar ciertos derechos humanos como condición de comercio, no es original y como ya no es para su beneficio comercial dejará lo que es una ganancia a corto plazo y una pérdida a largo plazo. En lo referente al comercio, es importante seguir adelante y establecer comercio porque como personas al ser económicamente más exitosas, se vuelven más exigentes con los derechos humanos.

Bucharest, Rumania

Aurelian Cretu 52 años, Ingeniero

Lo ideal sería tratarlos juntos, no como cuestiones separadas, pero dudo que esto esté ocurriendo. Creo que las relaciones con China se deben poner bajo la condición de respetar los derechos humanos. No creo que pueda existir una economía de mercado sin derechos humanos.

Sofia, Bulgaria

Yordanka Georgieva, 31 años, Ingeniera de telecomunicaciones

Creo que los gobiernos no deben tratar diferente a los derechos humanos de China y de otras personas. En términos de relaciones comerciales, China es un mercado grande y productor, y cuando cualquier país importa sus productos, tiene que imponer control de cantidad en función de sus normas. En términos de derechos humanos en China: durante mi estancia en ese país, me di cuenta de las rigurosas restricciones que el gobierno impone al pueblo para los viajes al extranjero ya sea por trabajo u otros fines.

Maroochydore, Australia

Ron Frasa, 85 años, Agente de propiedad raíz jubilado

Considero que deben ser asuntos separados. Hemos creado un sueño gigante con China. Tenemos comercio con ella, y cada vez será mayor, temo que en algún momento tenemos que separar estos asuntos.  Es muy difícil decirle un otro país cómo debe gobernar su territorio. Como vemos que en los países árabes las mujeres tienen que usar velos, y creemos que está mal. Y todavía muchas mujeres creen que está bien porque se sienten más perseguidas vistiendo un velo. Debemos ser siempre amables y amistosos entre sí. Siempre debemos tratarnos unos a otros con respeto.

Lima, Perú

Victor Zamudio, 32 años, Diseñador gráfico

Creo que debemos tratarlos juntos; no deberían negociar con países a expensas de la explotación de sus propios pueblos. Sabemos que la intención de los políticos es no cambiar; la gente siempre protesta y los gobiernos  quieren seguir ejerciendo el poder. También creo que el mundo exterior es un reflejo de nuestro interior, pero sin esta expresión no podemos lograr nuestra mejoría.

Edmonton, Canadá

Dick Brunner, Agente de manufactura

Creo que ambos deben ser considerados. Me parece que los derechos humanos es también parte de la ecuación. China tiene una enorme población, el comercio es muy importante, pero el trabajo infantil y los derechos humanos también tienen que ser parte de esa ecuación. ¿Realmente usted aceptaría eso? Algunas personas son como esclavos. Trabajan muchas horas por salarios muy por debajo de lo normal. Son básicamente propiedad [de los dueños de la fábrica]. Es probablemente una mejor forma de vida que valerse por sí mismos, pero esto no lo hace correcto. No cambiará si no hay oposición.

Brooklyn, Nueva York, U.S.A.

Oscar Martinez, 34 años, Productor digital

Creo que deben tratarse por separado. Son dos temas diferentes.

Rio de Janeiro, Brasil

Carlos Eduardo Leal de Castro Nunes, 50 años, Fiscal federal

Por separado. A pesar de que el objetivo principal de los derechos humanos. es la protección de todos los seres humanos, esos derechos deben ser interpretados de acuerdo a las características de cada nación, respetando las culturas de esas  naciones. De lo contrario, se impondrá un código moral universal, diferente de la realidad local. Por otro lado, el comercio es una actividad que busca beneficios. Comercio no deberá ser confundido con ideología.

Medellín, Colombia

Sol Maribel García Pérez, 38 años, Ingeniera de sistemas

En los tratados comerciales, cuando prima la economía, tiene poca relevancia el tema de los derechos humanos, aunque es un punto obligatorio en la agenda de quienes estudian los tratados, pero por experiencias anteriores vemos que los Gobiernos al ver el beneficio de los mismos hacen su mejor esfuerzo interno para que este último tema no opaque sus relaciones comerciales. También es importante dar una mirada a la situación interna de nuestro país sobre cómo estamos trabajando para mejorar y alcanzar una alta calificación en el tema de los derechos humanos, para poder exigir o al menos procurar que nuestros aliados comerciales hagan lo mismo.

Puerto Montt, Chile

Luis Toledo Gallardo, 45 años, Ingeniero pesquero

Primero los tratados de libre comercio son muy buenos para ambas partes, pero los negocios y los derechos humanos son temas que necesariamente deben tratarse conjuntamente, ya que, no se puede separar la necesidad que tiene una nación de obtener bienes y servicios en otro país y que para producir esos bienes y servicios esos ciudadanos sean atropellados en sus derechos. Me explico; si este país, Chile necesita adquirir cereales de China no solo debe considerar su precio sino también en qué condiciones son producidos estos en relación con el trato y condiciones humanas mínimas de quienes trabajan, si estas condiciones no son las que Chile acepta como mínimas entonces busco este producto en otros países que si respetan estas condiciones mínimas. Por esto creo que negocios y derechos humanos no se deben separar.

Barcelona, España

Ana Diez, 53 años, Ama de casa/jubilada

Bueno conociendo un poco lo que sucede en China y como están trabajando los chinos en España, creo que nuestro gobierno debería anteponer los derechos humanos al comercio, entendiendo que si no se respetan las condiciones mínimas y básicas de trabajo en China, aunque los productos sean extremadamente baratos no se debería hacer negocios con ese país.

Te puede interesar:

Por – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios