El gobierno alemán tuvo que suspender urgentemente el levantamiento gradual del desbloqueo anunciado a principios de este mes, después de que el número de infecciones confirmadas recientemente aumentara de manera rápida y superara el nivel de alerta, tras la disminución del brote entre febrero y principios de marzo.

La canciller Ángela Merkel anunció el 23 de marzo que el actual bloqueo se prolongará hasta el 18 de abril y que se aplicará una política más estricta de prevención de epidemias durante las vacaciones de Semana Santa en abril.

Tras las conversaciones con los gobernadores de los dieciséis estados alemanes, Merkel anunció el 23 de marzo que suspenderá los planes de levantamiento del bloqueo y extiende las medidas actuales hasta el 18 de abril. Mientras tanto, durante las vacaciones de Semana Santa, del 1 al 5 de abril, los comercios cerrarán casi por completo y es posible que sólo abran las tiendas de comestibles el 3 de abril. Las celebraciones religiosas se llevarán a cabo por Internet, se prohibirán las reuniones públicas, no se permitirán las reuniones de más de cinco adultos de dos familias; y los alemanes que viajen al extranjero, deberán someterse a una prueba de ácido nucleico antes de subir a un avión para regresar a Alemania.

El «freno de emergencia» del gobierno alemán ante el plan de desbloqueo gradual se aplicará a las zonas en las que la tasa de nuevos contagios supere un nivel de alerta, es decir, cuando el número de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes supere los 100 en un periodo de siete días. Las medidas de precaución más estrictas se aplicarán de nuevo si la tasa de infección en una región supera el nivel de alerta durante tres días consecutivos.

Merkel declaró en una rueda de prensa: «Estamos en una situación muy grave» debido a la propagación de la variante británica del virus en Alemania, «estamos esencialmente ante una nueva pandemia» que es «más mortal, más contagiosa». Este nuevo virus es «más letal, más contagioso».

En declaraciones a la Deutsche Welle, Patrick Sensburg, diputado alemán del partido de Merkel, explicó que la ampliación del bloqueo fue una decisión difícil: «Se acercan las vacaciones de Semana Santa y a mucha gente le hubiera gustado salir de vacaciones; y para nosotros decir «no» a la gente, fue una difícil decisión».

En respuesta a las medidas más estrictas de prevención de la epidemia adoptadas por el gobierno alemán para estas vacaciones de Pascua, algunos funcionarios coinciden en que esto reducirá la velocidad de propagación del virus y ganará tiempo para la vacunación; algunos epidemiólogos creen que no es suficiente; sin embargo, algunos expertos creen que un cierre total «no es factible». El profesor Andrew Ullmann, portavoz de la comisión parlamentaria de salud de Alemania, cree que un bloqueo total como el que se aplicó a principios de 2020 «no funcionaría» debido a la fatiga generalizada del bloqueo entre la población.

Según datos del Instituto Robert Koch, responsable del control y la prevención de enfermedades en Alemania, la tasa de nuevos diagnósticos en la última semana fue de 107 por cada 100.000, superior al valor de alerta de 100 por cada 100.000 que abruma a los hospitales.

Las autoridades sanitarias alemanas advirtieron la semana pasada que el número de casos del virus del PCCh estaba creciendo a un «ritmo exponencial muy importante».

Los casos confirmados en Alemania el día 23 de marzo fueron 7.485, alcanzando un total de 2.674.710 infectados, mientras que el número de muertes es en total 74.964.

El presidente de la federación francesa de hospitales dijo que el número de casos confirmados en el país aumenta de forma alarmante

Francia, segundo país de la UE por delante de Alemania, ha impuesto el 20 de este mes un bloqueo de un mes en 16 departamentos, entre ellos ocho de la región de Île-de-France, debido al resurgimiento de la epidemia, los comercios que vendan productos no esenciales tienen que cerrar. A pesar de ello, el número de nuevos diagnósticos en Francia sigue aumentando, el número de enfermos graves se encuentra en el nivel más alto de los últimos cuatro meses, según informa Reuters.

Fréderic Valletoux, presidente de la federación francesa de hospitales, advirtió el día 23 de marzo que el número de diagnósticos en Francia está aumentando de forma alarmante, si la situación no mejora, el sistema sanitario francés se enfrentará a un impacto sin precedentes en tres semanas.

Los datos muestran que Francia sumó 15.792 casos confirmados el lunes 22, más del doble del número de nuevas confirmaciones de hace una semana, más alto desde el pico de la segunda ola de la epidemia en Francia a principios de noviembre del año pasado. Además, con 343 nuevas muertes al día 22, suma un total acumulado de 92.621 muertes por el virus de PCCh en Francia, siendo así el octavo más alto del mundo.

¿Existe un medio más eficaz que el bloqueo para prevenir la epidemia? Se preguntan los expertos y el público francés

Además de Francia y Alemania, varios países europeos, como Italia y Polonia, también han anunciado una nueva ronda de bloqueos a medida que la epidemia vuelve a asomar la cabeza. ¿Es el bloqueo la única opción para evitar la epidemia del virus PCCh que sigue haciendo estragos en el mundo? Muchos médicos, parlamentarios y ciudadanos comunes en Francia creen que hay ideas y métodos más eficaces que el bloqueo.

Según un reciente informe del periódico europeo Visión China, el 11 de marzo, Philippe Parola, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas Agudas del Servicio de Salud Militar francés (SSA) y profesor del Instituto de Infección Hospitalaria de la Universidad del Mediterráneo (IHU-Méditerranée Infection), dijo en el canal de televisión francés Cnews, que, ante el virus Covid-19 hay que hacer hincapié en la protección de las personas mayores más vulnerables al virus.

El gobierno debería animar a los médicos a diagnosticar y tratar a los pacientes lo antes posible para evitar el dilema de tener que hospitalizar a pacientes con enfermedades graves, lo que llenaría las camas de los hospitales. También mencionó que Suecia no había cerrado la ciudad, pero que la epidemia era menos grave que en Francia,  los rumores anteriores de que había muerto mucha gente en Suecia eran rumores. Por lo tanto, no cree que el cierre de la ciudad haya tenido un efecto sustancial en la prevención de la epidemia.

Durante la epidemia, la doctora Violaine Guérin, quien defendió el derecho de los médicos a recetar y que fundó el movimiento Santé Libre para la independencia sanitaria, también dijo en una entrevista con la prensa independiente francesa que en la historia de la humanidad sólo se había aislado a los enfermos para tratarlos, nunca a los sanos.

Destacó el daño que el bloqueo causa a las personas sanas y los futuros efectos a largo plazo, como la depresión e incluso las tendencias suicidas que han experimentado muchas personas durante más de un año. También dijo que cada vez más médicos, entre ellos un psiquiatra y un miembro de la Asamblea Nacional, se están uniendo a ellos.

Y entre el público en general, también existe el temor de que las subvenciones del gobierno no duren para siempre, ya que Francia se enfrenta desde hace tiempo a un déficit muy grave.

Algunos de los más preocupados por la actualidad internacional y las medidas de prevención de epidemias de otros países también mencionaron que tanto Suecia como Taiwán, donde no se cerró la ciudad, han tenido epidemias menos graves que en Francia, y que la epidemia en Texas (EE.UU.), en cambio, ha disminuido desde el levantamiento del mandato de la mascarilla a principios de marzo, lo que ha permitido a los negocios y restaurantes volver a trabajar a pleno rendimiento. Estos milagros son muy diferentes de la propaganda de los medios de comunicación. Los internautas piensan que debe haber una forma mucho mejor para prevenir la epidemia que un bloqueo.

Por otro lado, un artículo de The Epoch Times señala que el virus está dirigido al comunismo, «El virus se originó en China, siguiendo a países, ciudades, organizaciones e individuos que tienen estrechos vínculos con el PCCh, hasta su propagación». ¿Y cuál es la receta para prevenir la epidemia? El artículo afirma que «si nos alejamos del PCCh, lo denunciamos y no lo defendemos, los individuos, las organizaciones, las naciones podemos mitigar o incluso evitar la infección del virus y así dar la bienvenida a un mejor futuro. La plaga llegó por el PCCh, una vez que la gente cambia su actitud hacia el PCCh el virus se aleja».

Reportero: Chen Yiran

Editor: Chang Qing

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/487358

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios