Confirman anomalías en vasija del reactor nuclear Framanville EPR en Francia

Vasija de rector Nuclear en Francia(La Gran Epoca)
AREVA y la compañía de Electricidad de Francia EDF, detectaron las anomalías luego de realizar una serie de pruebas. Estas ya se habían descubierto a fines del año 2014.

La Autoridad de Seguridad Nuclear comunicó el 7 de abril que fue informada por la multinacional francesa AREVA (Ex Cogema) de una anomalía en la composición del acero en determinadas zonas de la tapa y en la parte inferior de la vasija del reactor de la Flamanville EPR..

AREVA y la compañía de Electricidad de Francia EDF, descubrieron las anomalías luego de realizar una serie de pruebas en el mes de abril de 2015, para obtener la calificación del reactor EPR de Flamanville, según su informe en la misma fecha.

El rectaor EPR (Evolutiva de agua a presión Reactor), es un  nuevo tipo de reactor nuclear desarrollado por AREVA-NP. SEgún la compañía, “incluye muchas mejoras de seguridad, el uso de combustible y economía de operación”.

Como respuesta, la ASN anunció que próximamente se pronunciará sobre el programa de prueba, y destacó que ya informó a sus homólogos extranjeros.

“La vasija de un reactor de agua a presión es particularmente importante para los equipos de seguridad. Contiene el combustible y está implicado en la segunda barrera de contención de la radiactividad.

La tapa y la parte inferior del tanque de la Flamanville EPR son piezas forjadas de forma parcialmente esféricas y de acero”, explicó la ASN, y añadió que es necesario que “se cumpla su capacidad de resistir a la propagación de grietas”.

“En la una vasija del reactor, esta propiedad es especialmente importante en caso de un choque térmico, por ejemplo después de una inyección de agua fría en el circuito primario del reactor”, concluyó la ASN.

AREVA informó que después de las pruebas iniciales, los resultados comunicados a la ASN mostraron que uno de los criterios no se cumplió en una zona con mayor contenido promedio de carbono. “Los equipos EDF y Areva están trabajando para realizar los ensayos adicionales tan pronto como sea posible, tras la aprobación por parte de la ASN de las condiciones de la prueba, y para proporcionar a la autoridad de seguridad toda la información necesaria para demostrar la seguridad y la calidad de la equipo correspondiente”.

Además añadió que a esta serie de experimentaciones, siguen las pruebas químicas y mecánicas, realizadas en un modelo representativo de la tapa de la vasija del reactor y la parte inferior.

La ASN recordó que AREVA ya había llevado a cabo pruebas químicas y mecánicas en una tapa similar a la de la vasija del reactor EPR de Flamanville. “Los resultados de estas pruebas mostraron, al final de 2014, la presencia de una zona con una alta concentración de carbono y que lleva a una degradación mecánica de la tenacidad a valores menores de lo esperado”.

Los exámenes que hace ahora AREVA son aquellos que propuso previamente a la ASN, para conocer la ubicación exacta de la zona y de sus propiedades mecánicas.

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios