¿Te preguntaste alguna vez por qué vuelan en forma de V? De esta manera, ellos, los gansos, aumentan su poder de vuelo un 80% más que si lo hicieran solos. Al batir sus alas, cada ganso produce un movimiento que ayuda al que va detrás de él.

Las personas que comparten una dirección común y tienen sentido de comunidad, de cuerpo, pueden cumplir sus objetivos más fácilmente, porque ayudándose mutuamente, los logros serán efectivos y mejores.

Cada vez que un ganso se desvía, sale de su formación, inmediatamente siente la resistencia del aire y su dificultad de hacerlo solo, entonces, rápidamente vuelve a la formación para beneficiarse del compañero que va adelante y ayudar al que va detrás.

Si nosotros nos mantenemos junto a aquellos que van en nuestra misma dirección, el esfuerzo será menor, el viaje más placentero y alcanzar las metas sería más sencillo.

Cuando el líder ganso se cansa, pasa a uno de los lugares de atrás y otro ganso toma su lugar.

Si nosotros los hombres, nos apoyáramos en los momentos difíciles y duros, si nos respetáramos en nuestras diferencias, compartiendo los entendimientos y problemas, obtendríamos mejores resultados.

Los gansos que van atrás graznan para alentar a los que van adelante a mantener la velocidad. O sea, que una palabra de aliento a tiempo, ayuda, motiva, da fuerza y produce grandes beneficios. Y cuando un ganso se enferma o es herido, salen de formación otros dos gansos para apoyarlo y protegerlo.

Si nosotros los hombres, nos acompañáramos y nos mantuviéramos unos al lado del otro, si hiciéramos en realidad el espíritu de equipo, y si pese a las diferencias de entendimientos pudiéramos conformar un grupo humano, un gran cuerpo, para afrontar todo tipo de situaciones y adversidades; si entendiéramos el valor de la amistad y tuviésemos la conciencia del otro, del compartir, la vida sería más simple y el vuelo del destino más placentero.

¿Te gusto el artículo de los gansos?

 

Por Nora Quiroga

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios