El 28 octubre el Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció que había procesado a 8 agentes del PCCh, pertenecientes al plan chino «Operación Caza de Zorros», que trabaja ilegalmente en EE.UU, 5 de ellos fueron arrestados esa mañana en Estados Unidos, las otras tres personas se cree que están en China. En respuesta a esto, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del PCCh afirmó que las personas involucradas no tenían nada que ver con el gobierno chino.

Según un anuncio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el subsecretario de Asuntos de Seguridad Nacional, John C. Demers, declaró que China ha llevado a cabo una Operación Global conocida como «Operación Caza de Zorros» desde 2014. El PCCh oficialmente lo llamó una Operación Internacional contra la Corrupción, pero a menudo no es así. Los detenidos son opositores políticos, disidentes o críticos de los que están en el poder.

El 28 de octubre por la mañana, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) celebraron una conferencia de prensa conjunta para anunciar el enjuiciamiento de ocho miembros de la «Operación Caza de Zorros». El FBI arrestó a cinco miembros sospechosos de llevar a cabo la «Operación Caza de Zorros» para el PCCh. Cuatro de ellos son chinos y uno es un exfuncionario del Departamento de Policía de Nueva York quien fue contratado para actuar como «detective privado». Esta es la primera vez que Estados Unidos ha presentado una demanda contra una persona que participó en la «Operación Caza de Zorros» del PCCh.

El día 30, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del PCCh, Wang Wenbin, declaró en una conferencia de prensa que el personal relevante recientemente arrestado por Estados Unidos no eran agentes de la ley China y que las acusaciones relevantes eran solo rumores.

El Fiscal General Adjunto de los Estados Unidos John C. Demers dijo en una conferencia de prensa el 28 de octubre que el FBI arrestó a cinco personas, quienes fueron acusados ​​de implementar ilegalmente las órdenes del PCCh en los Estados Unidos y ahora enfrentarán sentencias de prisión. Tres personas siguen prófugas. Estados Unidos cree que pueden estar en China. Estas ocho personas están acusadas de conspirar para actuar en Estados Unidos como agentes ilegales del PCCh. Seis de ellas también enfrentan cargos de conspiración por acoso internacional y entre estados. El acusado presuntamente actuó bajo la dirección y el control de funcionarios chinos, monitoreando, acosando, acechando y amenazando a ciertos residentes estadounidenses con obligarlos a regresar a China.

En la tarde del 28, los residentes permanentes de EE. UU., Zhu Yong  de 64 años, el chino-estadounidense, Hongru Jin de 30 años y el detective privado Michael McMahon se presentaron en la corte del distrito federal.

Los otros dos sospechosos, Rong Jing, de 38 años, residente permanente en California, y Zheng Congying de 24 años residente permanente, se presentaron ante la corte en Los Ángeles.

También hay tres sospechosos, incluido Zhu Feng, un residente permanente de 33 años de los Estados Unidos, un policía de Wuhan de 45 años, Hu Ji, y un médico jubilado chino Li Minjun de 64 años, quienes regresaron huyendo a China.

Reportero: Yue Wenxiao

Editor a cargo: Yuan Ming Qing

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/437836?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios