Aviones de caza chinos siguen a aviones estadounidenses y japoneses

China envió dos aviones de caza a seguir a aviones estadounidenses y japoneses cuando estos atravesaban las aguas internacionales que China reclama.

El vocero del Ministerio de Defensa de China, el Coronel Shen Jinke, informó el 29 de noviembre que los aviones de caza habían identificado a dos aviones estadounidenses y diez japoneses, de acuerdo con Voz de América.

Un artículo de opinión publicado en el periódico estatal chino Global Times indica, “Si Estados Unidos no se pasa de la raya, no le apuntaremos cuando salvaguardemos nuestra zona de defensa aérea”, aunque hace un llamado a que el Ejército responda “sin vacilar” si Japón ingresa a dicha zona.

“Estamos dispuestos a embarcarnos en una confrontación extensa con Japón”, declaró el Global Times. Y agregó que “probablemente haya” confrontaciones entre China y Estados Unidos y que China tiene la “tarea urgente” de “entrenar a su fuerza aérea para prepararse completamente para potenciales conflictos”.

Aunque las aeronaves militares de EE. UU. ignorarán las advertencias chinas, el 29 de noviembre se les aconsejó a las aerolíneas comerciales estadounidenses que notificaran a las autoridades chinas si planeaban atravesar la región en disputa.

China estableció una Zona de Identificación de Defensa Aérea en el Mar Oriental de China el 23 de noviembre. Esta abarca aguas internacionales que comparten Corea del Sur, Japón, Taiwán y China continental. También incluye a las Islas Senkaku que están en poder de Japón y que China también reclama.

China requiere que todos los aviones que pasen por la región avisen a las autoridades chinas y mantengan contacto por radio, y amenazó con tomar medidas militares de emergencia contra cualquiera que desafíe estas órdenes.

Pero Estados Unidos y sus aliados anunciaron que ignorarán las amenazas de China y que no reconocerán la zona de defensa aérea. Poco después de que China anunciara la zona, Estados Unidos hizo volar dos bombarderos B-52 por las aguas internacionales. Poco después, Japón y Corea del Sur también hicieron volar aviones militares por la región.

“La libertad de sobrevolar el mar y el espacio aéreo, y otros usos internacionales legítimos, son esenciales para la prosperidad, estabilidad y seguridad del Pacífico”, afirmó el Departamento de Estado de EE. UU. en un comunicado el 29 de noviembre.

El periódico estatal El Diario del Pueblo Online reportó que China ha desplegado varias aeronaves para patrullar la región. Además de los aviones de caza, también tiene aviones para explorar y monitorear aeronaves extranjeras. La publicación parafrasea al vocero de la fuerza aérea china, el Coronel Shen Jinke, diciendo que tomarán las medidas necesarias contra cualquier amenaza en la región en disputa.

Las Islas Senkaku, llamadas Islas Diaoyu en China, son parte del archipiélago de las Islas Ryukyu. Están bajo el poder de Japón desde 1895, pasaron a manos de EE. UU. luego de la Segunda Guerra Mundial, y se las devolvieron a Japón en 1972. Las Islas Senkaku fueron privadas y luego Japón las compró en abril de 2012.

El anuncio de China sobre la zona de defensa aérea surge en medio de crecientes tensiones entre China y Japón sobre las Islas Senkaku. Aviones chinos no tripulados ingresaron repetidas veces en territorio japonés y el mes pasado el primer ministro japonés Shinzo Abe dio la orden de derribar a todo vehículo no tripulado si se rehusaba a abandonar el espacio aéreo japonés.

El vocero del Ministerio de Defensa chino, Geng Yansheng, dijo que si Japón derriba alguno de los vehículos chinos no tripulados sería considerado un acto de guerra.

Se espera que esta semana el vicepresidente estadounidense Joe Biden discuta el tema de la zona de defensa aérea con el jefe del régimen chino Xi Jinping. Un funcionario de la administración Obama de alto rango dijo en una conferencia de prensa el 27 de noviembre que Biden “dejará en claro que Estados Unidos tiene un compromiso sólido como la roca con sus aliados”.

Por Joshua Philipp – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios