Ubicada en la Anatolia central de Turquía, sus dimensiones alcanzan 460 mil metros cuadrados de superficie y 113 metros de altura.

El proceso de despeje de la mayor ciudad subterránea descubierta en 2013 en Capadocia, Turquía, en torno a la Fortaleza Nevşehir comenzó hace unos días y continuará sin parar, dada la importancia para el futuro del turismo, de acuerdo a declaraciones del alcalde Hasan Ünver el 12 de marzo, al medio Hurriyet Daily.

Imágenes de un georadar permitieron concluir que alcanza “113 metros de altura y 460.000 metros cuadrados de superficie”. Se estima que fue habitada hace 5 mil años, por ahí pasaron los Hititas y los Persas.

Las primeras galerías fueron observadas cuando se realizaba un proyecto de remodelación, y de inmediato registradas para la preservación del patrimonio cultural y natural de Turquía.

Capadocia, ya es conocida por su particular formación rocosa y el arte bizantino del Parque Nacional de Goreme, un importante asentamiento cristiano. (Vídeo)(Vídeo)(Vídeo)

“La existencia de la nueva ciudad subterránea, que comprende 11 barrios de todo Nevşehir Fortaleza, nos hace mucha ilusión. Estamos utilizando la última tecnología en su limpieza. Cuando el trabajo esté hecho, planeamos construir lugares como hoteles boutique, galerías de arte, centros de artesanía, rutas de senderismo, un museo y salas de reuniones en la ciudad subterránea”, dijo el alcalde.

El mapa preciso de las estructuras bajo la superficie generado por el georadar podría asegurar que el proceso de excavación se llevará a cabo sin causar daño a las edificaciones superiores.

En 2012 se inició un proyecto de 75 hectáreas de transformación urbana. Algunos de los 1.500 edificios situados en y alrededor de la fortaleza Nevşehir fueron demolidos. Del movimiento de tierra surgieron las primeras galerías de la ciudad subterránea que cubre 45 hectáreas de la parcela.

Hasta la fecha cuarenta y cuatro objetos históricos se han trasladaron para su conservación, señaló el medio turco. En su interior hay galerías e iglesias escondidas. También se cree que los túneles se usaron para transportar productos agrícolas, y alcanzar una fuente de agua lejana.

Según el alcalde Ünver, las otras ciudades subterráneas en varios distritos de Nevşehir ni siquiera equivalen a la “cocina” de esta nueva ciudad subterránea.

Las hay en Ozkonak, Mazıköy y varios otros lugares, pero las más visitadas a nivel turístico y que ahora están abiertas a los visitantes están al sur de Nevşehir en Kaymaklı y Derinkuyu, a unos 20 kilómetros y 30 kilómetros respectivamente (mapa), según Turkey Travel Planner.

Estas ciudades cuevas fueron excavadas en tiempos remotos y ampliadas a lo largo de los siglos y milenios, señala el sitio turco.

Sus puertas de lámina de piedra impidieron que entren los invasores, y de esta manera durante generaciones sirvieron como refugio.

Las familias contaban con espacio privado cocina y lugares para vida social.

Los pozos profundos proporcionaban agua y las altas chimeneas la ventilación. Comprendía lugares de almacenamiento de aceite, corrales para el ganado, cocina, e incluso iglesias, que fueron talladas en la roca para que los habitantes pudieran vivir durante semanas o meses bajo tierra hasta que fuera seguro salir y regresar a sus pueblos sobre el nivel del suelo.

Sobre el parque de Göreme a su alrededor, la Unesco describe que es “un paisaje espectacular”, totalmente esculpido por la erosión, que contiene “santuarios rupestres que proporcionan evidencia única del arte bizantino en el período post-iconoclasta”.

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios