Ban Chao: un famoso general, militar y diplomático

DA CLICK PARA AMPLIAR LA IMAGEN
Ban Chao encabezó una tropa de 36 soldados para visitar el Estado Shanshan, actual Región Autónoma de los Uygur en Xinjiang

 

Ban Chao vivió entre los años 32 y 102 d.C. Comenzó a ganarse la vida como empleado dedicado a la trascripción de textos, más tarde llegó a la capital en el año 62 d.C. bajo el reinado del Emperador Ming de la Dinastía Han Oriental. Prosperó en las batallas contra los Xiongnu, tribus nómadas en el norte.

Tiró su pluma de escritor y se unió al ejército. Luchó valientemente usando buenas tácticas y ascendió rápidamente en el ejército. Más tarde, fue seleccionado como emisario para realizar alianzas con otras tribus cerca de Asia Central, y para resistir las incursiones de los Xiongnu.

Ban Chao encabezó una tropa de 36 soldados para visitar el Estado Shanshan,  el actual Loulan en Turpan, en Xinjiang, la Región Autónoma de los Uygur, como su primera parada.

En esa época, el Estado de Shanshan estaba obligado a pagar los impuestos y tributos a los Xiongnu para mostrar su lealtad.

El gobernante de Shanshan no estaba satisfecho con esa situación, pero no había otra alternativa. Las guerras civiles de la Dinastía Han en el Este habían obstaculizado el poder militar chino para proteger los intereses de los Estados en las regiones occidentales en las últimas décadas.  Así que al principio, el gobernante mostró un gran interés y hospitalidad a Ban Chao. Sin embargo, tras unos pocos días, Ban sintió una repentina indiferencia del gobernante y supuso que debía haber llegado un enviado de los Xiongnu, quien habría creado indecisión en el gobernante respecto de a quién debía su lealtad.

Entonces, Ban Chao llamó al sirviente local y lo interrogó: _”Los enviados de los Xiongnu estuvieron aquí por unos días ¿Dónde están?”

Sorprendido y con miedo, el criado confesó la ubicación de los enviados de Xiongnu. Ban Chao llamó a sus 36 soldados y los entretuvo con vino. En medio del entretenimiento, Ban Chao realizó un discurso:

_”La razón por la cual vinimos aquí es para hacer una alianza con el gobernante, para nuestra Dinastía, y volver a casa con la gloria”.

_”Ahora la delegación de los Xiongnu vinieron aquí hace unos días y él se volvió indeciso. Si nos pusiera bajo arresto y nos enviara a Xiongnu, nos matarían. ¿Qué podemos hacer?”.

_”Estamos en peligro, y nuestras vidas están a su disposición”, respondieron esos seguidores.

Ban Chao dijo: _”Uno no puede atrapar a la cría del tigre sin entrar en la guarida. Debemos iniciar el ataque a la misión Xiongnu inmediatamente, es un momento crítico. Ellos nos superan en número, pero no están preparados, así que atacaremos en la noche e incendiaremos su campamento para eliminarlos; entonces, el gobernante de Shanshan no tendrá más remedio que elegir la alianza con la Dinastía Han. Así podremos cumplir con nuestra misión”.

_”Estamos listos para sus ordenes”, hicieron eco los soldados.

Cuando llegó la noche, Ban Chao condujo a sus guerreros cerca del alojamiento de la delegación Xiongnu. Al ver el fuerte viento de esa noche, Ban Chao ordenó a diez soldados que tomaran tambores y se escondieran detrás de una casa.

_”Tan pronto como ustedes vean el fuego, empiecen a tocar los tambores con los sonidos de ataque”.

El resto de los guerreros tomaron sus espadas y las ballestas, y se escondieron en ambos lados de la casa para emboscarlos. Ban Chao lanzó el ataque incendiando la casa en la profundidad de la noche. Más de treinta de los delegados Xiongnu fueron asesinados por Ban Chao y sus guerreros, y más de cien murieron en el incendio.

El gobernante del Estado de Shanshan, sorprendido e impresionado con la capacidad militar de Ban Chao y su valor, decidió dar su lealtad a la Dinastía Han. Otras tribus en la región occidental pronto lo siguieron. En los meses siguientes, Ban Chao dirigió las tropas aliadas y conquistó las otras tribus, de manera que tuvo a toda la Cuenca del Tarim bajo su control.

Ban Chao pasó cerca de 30 años en las regiones occidentales, y se lo hizo Protector General de las regiones Occidentales. Tuvo el éxito en mantener a la Región Occidental hasta las orillas del Mar Caspio, bajo la protección de China, y asegurar una comunicación expedita a lo largo del camino en la senda que conectaba el Este y el Oeste a través de Asia central.

Por David Wu – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios