Bélgica suspende derechos humanos durante estadía de Xi Jinping

(NTD Televisión)

Activistas por el Tibet fueron retenidos durante horas en una “celda fría y húmeda” mientras el máximo líder de China daba un discurso en el país.

(NTD Televisión)
DALE CLICK A LA FOTO PARA AMPLIAR

 Mientras la arrestaban, la policía dijo a la violinista Inge Hermans que “no hay democracia” en Bélgica mientras Xi Jinping, el líder del Partido Comunista Chino, estuviera de visita.

“Las leyes cambiaron para la ocasión”, dijo ella.

La Sra. Hermans, músico en la Opera de Anvers y Presidenta de la sección belga de la Campaña Internacional por el Tibet (ICT, por sus siglas en inglés), y otra docena de personas, fueron retenidas durante horas en una “celda fría y húmeda” mientras Xi Jinping, el máximo líder de China, daba un discurso en Brujas el 1 de abril.

“Nos trataron como a criminales”, dijo la Sra. Hermans en una declaración publicada en la página web Salven al Tibet.

“Tuvimos que separar nuestras piernas y apoyarnos contra la pared. Nos quitaron lo que llevábamos y nos registraron. Luego de un rato tres de nosotros ingresamos en la parte trasera de un camión de policía y nos encerraron con doble cerrojo; no dieron ninguna explicación el respecto”.

Llevaron a Hermans y a sus compañeros belgas a una comisaría, donde ella dijo que confiscaron sus pertenencias y los interrogaron. “Incluso tuve que quitarme el sostén. Comprobaron nuestra identidad, revisaron nuestras billeteras, todo”.

El Director Político en la Unión Europea de la ICT, lanzó una declaración en respuesta por lo ocurrido en Brujas: “No tendría que permitirse al régimen chino exportar a Bélgica sus acciones represivas en contra de la libertad de reunión y expresión. A donde sea que fuera en Europa, Xi Jinping se encontraba con tibetanos protestando pacíficamente por la opresión sufrida en su patria”.

Todo el lugar y los alrededores fueron despejados para la visita de Xi. Ningún anuncio o cartel fue permitido por la policía, dijo un periodista belga que reportó lo que le dijo el jefe de policía: “Las órdenes fueron claras: el presidente Xi no tiene que ver u oír ninguna protesta tibetana”.

Al menos 13 tibetanos fueron detenidos mientras se dirigían a la zona de protesta o mientras estaban cerca del lugar donde Xi iba a hablar.

El tibetano Nyima Karma se dirigía al lugar con unos amigos cuando alrededor de 20 policías los detuvieron para preguntarles si eran chinos o tibetanos.

“Nosotros respondimos que éramos tibetanos. Y la policía nos dijo que no teníamos permitido permanecer en la plaza, solo los chinos podían quedarse. Nosotros respondimos que estábamos camino a una manifestación en el parque y que teníamos permiso para hacerlo. La policía contestó que no sabía nada al respecto y que tendríamos que acompañarlos”, dijo Nyima a la ICT. Contó que a ellos los encerraron en una camioneta, pero a los chinos sí los dejaban pasar. Por más que insistieron en su permiso para manifestar, fueron retenidos en la comisaría hasta que Xi abandonó la ciudad.

“Yo estaba muy sobrecogido” explicó Yeshi Wangma, otro tibetano detenido. “No había violado ninguna ley, simplemente me dirigía a protestar como cualquier otro ciudadano. Todo el tiempo los políticos importantes están hablando sobre los valores humanos, la libertad de expresión, la libertad de viajar, la importancia de los derechos humanos y la democracia, sin embargo me detuvieron por un tiempo”.

Un manifestante tibetano presente en la zona de protesta gritó que Xi debería hablar con el Dalai Lama, y fue derribado por la policía. Un policía vestido de civil intentó sin éxito silenciarlo tapándole la boca con papel, pero siguió gritando mientras se lo llevaban. Muchas organizaciones europeas de derechos humanos documentaron las violaciones ocurridas durante la visita de Xi a Brujas: la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH, por sus siglas en francés), la Liga Belga de los Derechos Humanos (LDH, por sus siglas en francés), la Campaña Internacional por el Tíbet (ICT), y la Asociación Belga Lungta. Éstas afirmaron que tienen la intención de proseguir con el asunto a través de canales legales.

Por Carol Wickenkamp – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios