Canadá no reforzará su frontera para disuadir a inmigrantes que intenten cruzar ilegalmente desde Estados Unidos por las políticas más restrictivas del gobierno del presidente Donald Trump.

El ministro de Seguridad Pública Ralph Goodale dijo que la cifra seguramente no será tan elevada como para causar alarma.

Además, que el asunto no había escalado al nivel requerido para tener que enviar alimentos y ayuda a las personas que se trasladan a lo largo de la frontera menos custodiada del mundo.

Cientos de personas, muchas de África y Oriente Medio, han desafiado las condiciones del invierno boreal y cruzaron la frontera a pie, en busca de asilo.

La mayoría huye de las políticas migratorias impuestas por Trump.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios