Casa Matusita sigue siendo enigmática

La casa Matusita, una enigmática casa situada en el centro de Lima- Perú,  y que ha inspirado muchos mitos paranormales, será demolida parcialmente y  remodelada, según consta en un aviso  pegado en las paredes externas del inmueble en abril de 2016. Al costado del anterior existe también otro letrero que indica la paralización de la obra. Mucha gente relaciona la paralización de  la obra con las supuestas  malas vibraciones del lugar.

Esta casa, debe su nombre a una familia de apellido Matusita  que alquiló el primer piso,  quienes establecieron una tienda de ferretería  con especialidad en tuberías de agua y desagüe muy conocida en la antigua comunidad limeña.

La ubicación de la casa,  la vuelve enigmática, ya que se cree que en  tiempos prehispánicos allí se encontraba un centro de adoración importante. En tiempo de la colonia pasaba cerca la muralla de la antigua ciudad de Lima, que de por si era símbolo de discriminación, pues dividía a los españoles de los indios y esclavos.

Cerca  se construyó la cárcel de Lima  por los años 1869. Cuentan los abuelitos que los gritos de los prisioneros retumbaban en el ambiente. Además en la  década de los cuarenta del siglo pasado se construyó la Embajada Norteamericana  al frente de la casa Matusita, muchos afirman que fue estratégico ubicarlo allí porque se aseguraba que ningún franco tirador podría  atentar contra la embajada (Actualmente la embajada norteamericana fue reubicada en la Encalada, distrito de Santiago de Surco).

Los mitos populares cuentan  que en la primera década de 1900, fue el escenario de asesinatos sangrientos, pasionales, y hasta saldos de cuentas por situaciones injustas socialmente,  los cuales se  sumaron para dañar, desprestigiar y demonizar   el ambiente. A partir de entonces  se dice que  se dan   apariciones de fantasmas que imposibilitan durante la noche puedan pernoctar personas.

Aumentó la intensidad de los rumores paranormales  respecto a  esta casa, la historia de un conductor de televisión que a finales de la década de los sesenta del siglo pasado,  de nombre  Humberto Vílchez Vera, quien juró ante cámaras, que pasaría 7 noches en la casa Matusita. Se sabe que entró solo  con una cámara de filmación, después  que pasaron los 7 días se cuenta que salió vociferando todo tipo de insultos, hasta emitía espumas por la boca, pasó muchos meses en el manicomio hasta que no se supo más de  él.

Cierto o no,  se ha tejido muchos mitos y leyendas, que han hecho  de esta casa sea aún más enigmática y misteriosa. Probablemente la demolición parcial y la remodelación harán que la llamada Casa Matusita  sea más visitada por la comunidad limeña.

¿Has estado en la Casa Matusita?

Por Ananda Vasco

peru@radiosoh.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios