China amenaza a España

Jiang Zemin

El Congreso de los Diputados de España debatió el martes una propuesta de ley que limitaría el poder de los jueces sobre casos internacionales de abusos a los derechos humanos, un día después de que un juez español ordenara la detención de ex dirigentes chinos acusados de genocidio en Tíbet.

China protestó por las órdenes, pidió a España que abandonara el asunto y emitió una amenaza velada sobre los vínculos entre los dos países y consideró como una “decisión errónea” la orden internacional de detención emitida por un juez español contra cinco exlíderes chinos, incluido el expresidente Jiang Zemin, por delitos de genocidio en el Tíbet y advirtió a España de que la gestión del caso tendrá efectos en la relación bilateral.

En la rueda de prensa diaria de su Ministerio, la portavoz china de Exteriores Hua Chunying mostró la “molestia” y el “rechazo” de Pekín a la decisión judicial y confió en la “sabiduría y la habilidad” del Gobierno español para tratar asuntos como éste.

Los partidos opositores advirtieron que la reforma del PP es “inconstitucional” y “promueve impunidad”, al tiempo que acusaron al presidente el gobierno español, Mariano Rajoy, de “priorizar las relaciones comerciales por sobre los derechos humanos”.

“Me quedo con las ganas de saber qué le ha prometido el gobierno chino al español. Debe ser una buena recompensa cuando se atreven a someter al poder legislativo y lapidar la justicia”, se lamentó la diputada Irene Lozano, de UPyD (Unión, Progreso y Democracia).

“Es inconstitucional, una ley no puede cerrar un proceso que ya está en marcha”, aseguró la diputada socialista Soraya

Rodríguez durante el debate en el que se opuso a la norma. “Les pido que retiren esta propuesta que afecta la reputación del país” que pasa “a la cola en la persecución  de estos crímenes”, remarcó.

“El PP tiene el honor de aprobar un Punto final y una Obediencia Debida”, dijo por su parte el diputado de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, comparando la reforma con las leyes de impunidad de Argentina.

El diputado sostuvo que era una “vergüenza intercambiar relaciones comerciales por derechos humanos”, y que directamente se estaba “derogando la jurisdicción  penal internacional”.

“Existen pruebas de que China presionó a España para que cerrara el caso. En diciembre hubo una visita de parlamentarios chinos al Congreso, donde se reunieron con la comisión de asuntos exteriores del Congreso de los Diputados y pidieron que se cerrara aludiendo al hecho de que China tiene el 20% de la deuda española”, dijo el redactor de la querella, José Elías.

Esta molestia se da por pare de China, después de que jueces de la Audiencia Nacional en Madrid, España, emitieron el 18 de noviembre una orden de detención contra el ex dictador y secretario del Partido Comunista Chino Jiang Zemin, y a otros cuatro dirigentes de alto nivel, por sus políticas de genocidio en Tíbet.

Jiang Zemin, ex dictador y secretario general del PCCh entre 1989 y 2002, también tiene una causa en La Sala III de la Cámara de Casación Penal Argentina reabierta en abril por el genocidio llevado a cabo por el régimen comunista chino contra los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa.

¿Tú que piensas?

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios