La policía de China confirmó este jueves que Jiang Tianyong, el reputado abogado de derechos humanos que desapareció en misteriosas circunstancias hace semanas, fue arrestado y encarcelado por las autoridades comunistas, embarcadas desde verano de 2015 en una campaña de represión contra letrados y activistas de este colectivo por todo el país.

De acuerdo con la versión proporcionada por los agentes al abogado de Jiang, Qin Chenshou, su cliente fue sometido a “detención administrativa” entre el 22 de noviembre y el 1 de diciembre antes de ser puesto en libertad. Sin embargo, ninguno de sus allegados ha sido capaz de contactar con él hasta la fecha, por lo que dudan de la versión oficial y sospechan que todavía permanece retenido.

La última vez que se tuvieron noticias de él fue la noche del 21 de noviembre, cuando Jiang se preparaba para tomar un tren de regreso a Pekín desde Changsha, capital de la provincia de Hunan. A los días, su mujer alertó de su desaparición y expresó su temor de que hubiese sido arrestado, como en ocasiones anteriores, por participar en la defensa de casos considerados sensibles por las autoridades.Tras un silencio de casi un mes, la policía dijo este jueves que Jiang está acusado de haber utilizado una identidad falsa para viajar en tren desde Pekín hasta Changsha con el fin de visitar a la esposa de otro abogado de derechos humanos detenido.

Para Qin, esta versión es “extremadamente dudosa”, ya que “Jiang es un abogado muy experimentado que no haría cosas que violaran la ley”, y añadió que ni él ni la familia del desaparecido han recibido ninguna notificación de la policía que confirme esa detención.Además, señaló que el pasado 4 de diciembre, la policía de Pekín registró el domicilio de Jiang y el de su hermano pequeño, donde a veces pasaba un tiempo, y confiscaron algunos de los objetos personales que allí encontraron.

La semana pasada, un panel de expertos en derechos humanos de la ONU hizo un llamamiento desde Ginebra al Gobierno chino para que se garantice a Jiang el acceso a un letrado y a su familia, así como para que reciba la asistencia médica que necesita dado su delicado estado de salud. “No podemos descartar la posibilidad de que Jiang haya desaparecido a manos de los agentes estatales debido a su trabajo de derechos humanos”, declaró este grupo de la ONU. “En los últimos años, hemos recibido información de que ha sido arrestado, detenido y golpeado por la policía y los oficiales de seguridad del Estado en múltiples ocasiones como resultado de su labor”, añadieron.

Abogado Gao Zhisheng

De hecho, muchos sospechan que su desaparición es una represalia por el encuentro que mantuvo con Philip Alston, relator especial de la ONU sobre Derechos Humanos, en su visita a China en agosto. La semana pasada, cuando el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, fue preguntado sobre el paradero de Jiang, éste respondió que China es “un país regido por sus propias leyes” que tienen que “obedecer todos los ciudadanos”.Jiang, de 45 años, ha participado en numerosos casos rodeados de polémica en China, defendiendo a víctimas del tráfico ilegal de sangre que contrajeron el virus VIH, a seguidores del movimiento Falun Gong, a miembros de la comunidad tibetana o a otros colegas detenidos como Gao Zhisheng o el activista ciego Chen Guangcheng.

Su caso es el último en engrosar la larga lista de abogados de derechos humanos y activistas detenidos desde julio de 2015, que ha supuesto el encarcelamiento de figuras tan representativas como los letrados Li Heping -acusado formalmente la semana pasada de “subversión contra el poder del Estado”- o Wang Quanzhang. En total, se estima que más de 300 personas de este colectivo han sido detenidas, interrogadas o se les ha aplicado alguna medida restrictiva, con 16 de ellas todavía retenidas y otras cuatro ya condenadas a penas de hasta 7 años de cárcel.

Fuente: El mundo

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios