El Departamento de Estado de EE. UU. publicó el vigésimo «Informe anual sobre tráfico de personas 2020» el pasado 25 de junio, que muestra a China como el país por cuarto año consecutivo en tener los problemas más graves de tráfico humano. El informe menciona que el PCCh utiliza ampliamente el trabajo forzado, y cómo detiene a las minorías étnicas en estos campos de concentración. El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que el PCCh y las empresas estatales en el plan «Una Franja, Una Ruta» (la nueva ruta de la seda) a menudo obligan a las personas a trabajar en condiciones extremadamente difíciles.

Según los informes de VOA (Voz de América), en la lista de tráfico de personas en el 3er nivel de gravedad también incluye a Irán, Corea del Norte, Cuba, Sudán y Rusia, en total aparecen 18 países y señalaron que los gobiernos de estos países «permiten el tráfico de personas en diversos grados».

El Enviado Especial del Departamento de Estado de los Estados Unidos en la lucha contra el tráfico de personas, John Richmond, señaló que la pandemia agrandó el problema del tráfico de personas. Dijo que la política de aislamiento durante el brote obligó a los perpetradores a vivir en una habitación con las víctimas y también a la compra-venta por Internet. La cantidad de trabajadoras sexuales compradas se disparó.

En el informe, Taiwan está en el 1er Nivel, ya que tuvo el mejor comportamiento. Hong Kong bajó al nivel 2 en la lista de observación, ya que se considera como un país o región que merece una revisión especial porque no existe una legislación que considere el tráfico de personas como un delito.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo en su informe: «La pandemia por COVID-19 causó inestabilidad o falta de servicios clave, por lo que fue más fácil que aumentara la explotación y el tráfico».

Mike Pompeo mencionó específicamente que China tiene el problema más grave de tráfico de personas, se refirió al trabajo forzado de los musulmanes uigures por parte del PCCh en Xinjiang y otras regiones, y continuó expandiendo la persecución a religiones y a minorías étnicas. Además, el PCCh y las empresas estatales han obligado a los ciudadanos a actuar como mano de obra gratuita o barata bajo la política de «Una Franja, Una Ruta».

Según el informe, China no ha cumplido con los estándares mínimos para eliminar el tráfico de personas, y ha puesto muy poco esfuerzo.

Además, el informe también reveló nuevas situaciones sobre el tráfico global de atletas. Solo en la industria del fútbol europeo, el informe encontró que hay 15,000 casos de tráfico de personas cada año. En estos casos, los atletas se vieron obligados a competir con poco o ningún sueldo.

Chris Smith, un miembro de alto rango del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y el iniciador de la Ley de Protección de las Víctimas de trata de personas de Estados Unidos, dijo en conferencia de prensa: «Los traficantes deben ser rastreados, procesados ​​y deben enfrentar la justicia por sus negocios escandalosos, ellos tratan a mujeres y niñas como mercancía, arrojando una sombra sobre nuestro mundo».

Reportero: Chu Yunshen)

Editor: Yuan Mingqing

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/394402

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios