China pudo haber atravesado algún tipo de golpe de Estado

China-Intento de golpe de Estado?.
Entrenamientos militares masivos pudieron tratarse de un intento fallido por derrocar al presidente Xi, o de un movimiento de su grupo para deshacerse de la fuerza política de Jiang Zemin.

En China se está llevando a cabo un ejercicio militar inusualmente grande, y parece que las razones son más políticas que militares.

El ejercicio denominado “Poder de fuego -2014” dio inicio el 15 de julio, junto a otros 10 ejercicios consecutivos de entrenamiento con munición real a cargo del Ejército de Liberación Popular. Mientras tanto, la Fuerza Aérea y la Marina también se movilizaron para realizar ejercicios en el Golfo de Beibu, el Mar Bohai, el Mar Amarillo y el Mar de China Oriental.

Con la participación de las tres fuerzas armadas y las tropas de seis regiones militares, el ejercicio fue llamado, “Ejercicio Militar Masivo de las Tres Fuerzas Armadas en los Cuatro Mares”, algo sin precedentes.

En cuanto a su duración también es algo fuera de lo común, ya que comenzó en el mes de julio y continuará hasta fines de septiembre. Incluso, parte del ejercicio, como las maniobras que se realizan en las aguas del noroeste de la provincia de Jiangsu, continuarán hasta el 20 de noviembre.

Toda esto tiene lugar en un momento de relativa distensión en los conflictos de Asia Oriental. Comparado con los períodos recientes, hoy el Mar Occidental y el Mar Oriental de China están relativamente calmos; la plataforma de perforaciones 981 de China ya se retiró de la costa de Vietnam; y desde diciembre del año pasado los movimientos realizados por barcos chinos, así como los planes militares en las aguas de las Islas Diaoyu (conocidas en Japón como Islas Senkaku), han sido sustancialmente reducidos.

Luego de los dos incidentes ocurridos en mayo y junio de este año, cuando aviones de combate chinos volaron “extrañamente cerca” de aviones de la Fuerza Aérea de Japón, el conflicto entre estas dos naciones no ha progresado.

Asimismo en julio, China invitó a Yasuo Fukuda, ex primer ministro japonés y ex presidente del Partido Demócrata Liberal, a realizar una visita secreta al país. En este contexto Fukuda  se reunió con el líder del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, para discutir sobre cómo mejorar las relaciones sino-japonesas a fin  de lograr celebrar una cumbre a la que asistirían los líderes de ambos países. (Se espera que esta reunión se realice en noviembre de este año cuando la cumbre de la APEC se esté celebrando en Beijing).

Investigaciones

Dadas las circunstancias, pareciera que estos entrenamientos militares masivos no tienen como objetivo a un enemigo extranjero, o al menos no son su único propósito.

El 29 de julio, durante la ejecución de uno de estos ejercicios a gran escala, el régimen de Xi Jinping inesperadamente hizo público el largamente esperado caso contra Zhou Yongkang,  ex zar de la seguridad nacional y leal partidario del ex líder del PCCh, Jiang Zemin. Luego de que el público recibiera la noticia con relativa aceptación, los medios masivos de comunicación liberaron sin descanso una despiadada y sólida exposición y denuncia contra Zhou Yongkang.

El 30 de julio, un día después de que el caso de Zhou se hiciera público, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria envió un equipo de inspección especializado a la estación de Shanghái, donde permanecerá hasta finales de septiembre.

Asimismo, el 11 de agosto, el presidente de la corporación Shanghai Bright Food Group, Wang Zongnan, fue arrestado. La predecesora de esta empresa había sido Shanghai Yimin Food Factory, y Jiang Zemin fue su primer vicedirector.

En 2006, las empresas Shanghai Yimin Food Factory, Shanghai NGS Group, Shanghai Sugar, Cigarette & Wine Group y Jinjiang International Group, se fusionaron en esta única corporación: Shanghai Bright Food Group.

En cuanto al arresto de otros empresarios reconocidos, nos encontramos con precedentes interesantes. A través de la investigación realizada al empresario Zhou Zhengyi, se pudo procesar en el año 2006 a Chen Liangyu, jefe del PCCh en Shanghái. Investigando al empresario Xu Ming se pudo sentenciar en 2013 al ex líder del Partido de Chongqing y miembro del Politburó, Bo Xilai. Ahora, por medio de los casos en los que se vieron envueltos los empresarios Liu Hang y Wu Bing, se pudo investigar a Zhou Yongkang.

En este momento, mientras se  investiga al empresario Wang Zongnan, ¿quién será el próximo en caer? La respuesta parece evidente.

Disturbios domésticos

El “Ejercicio Militar Masivo de las Tres Fuerzas Armadas en los Cuatro Mares” aparenta ser un movimiento en contra de enemigos internos. Sin embargo, no nos referimos precisamente a la etnia musulmana uigur. A pesar del hecho de que las tensiones existentes entre ésta etnia y las autoridades chinas se intensificaron recientemente, no existe ninguna necesidad de lanzar una movilización militar masiva en toda la nación como consecuencia de ello.

En otras palabras, los ejercicios militares aunque aparentan en la superficie tener como objetivo a enemigos externos, en realidad apuntan a enemigos internos. Se iniciaron para prevenir el alzamiento de revueltas nacionales. Con el apoyo del equipo de inspección especializado de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria del PCCh, y de las tres fuerzas armadas, Xi Jinping planea algo extraordinario.

Mientras tiene lugar este enorme ejercicio militar, los comentarios referentes al 120° aniversario de la guerra sino-japonesa alcanzaron un punto máximo, y en algunos casos estos resultaron un tanto exagerados. Por ejemplo, el Global Times informó que si volviera a ocurrir una guerra entre China y Japón, y éste último derrotara a China, ello podría dar lugar a una masacre en Beijing.

Según el Global Times, la comunidad internacional diría entonces felizmente que la victoria de Japón fue una “victoria de la democracia sobre la tiranía” y otro “progreso de la civilización humana”.

Estos acalorados comentarios sirvieron como cortina de humo para el público chino, y encubrieron algunas de las acciones puestas en marcha por el grupo de Xi Jinping. 

Por ejemplo, en julio se cancelaron muchos vuelos nacionales sin previo aviso o con una corta anticipación, y las autoridades dijeron inicialmente que se debía a la práctica de ejercicios militares. Más tarde, la excusa utilizada fue la de condiciones climáticas desfavorables. La inconsistencia revela que se estaba ocultando algo.

La mayoría de los vuelos cancelados pertenecían a aquellos cuyas rutas quedan entre Beijing y Shanghái. Beijing es la capital de China, y Shanghái es la ciudad más grande del país. En muchas ocasiones la mayoría de las cancelaciones causaron enormes pérdidas, tanto económicas como sociales.

Pretextos como el de las condiciones ambientales, o los ejercicios militares no se justifican, y las personas no pueden más que preguntarse cuáles fueron las verdaderas razones.

Considerando la actual situación política de China, se entiende que Beijing y Shanghái son los centros de las dos fuerzas políticas opuestas del país. Beijing representa al grupo en el poder encabezado por Xi Jinping, que conlleva algo de legalidad y legitimidad. Por su parte, el segundo grupo, apodado la “Banda de Shanghái” está encabezado por Jiang Zemin, y se le critica por el uso de “políticas anticuadas” que agobian a China.

Poco después de descubrirse el golpe de estado planeado por Bo Xilai y Xu Caihou en febrero de 2012, se informó que Zhou Yongkang estaba bajo supervisión. Pero la investigación formal sobre Zhou recién fue anunciada el 29 de julio, poniendo fin  así a  largas especulaciones sobre cómo iba a ser tratado el asunto.

Es razonable suponer que esta demora fue causada por las obstrucciones de Jiang Zemin. Ahora, Xi tiene que anunciar el arresto de Zhou Yongkang para consolidar su grupo, mientras que Jiang Zemin, preocupado de que la caída de Zhou sea el preludio de su propio fin, hace empleo de sus fuerzas para frenarlo. Este es el momento de un enfrentamiento cara a cara.

Aparte de la cancelación de vuelos, en julio también se intensificaron las medidas de seguridad en el metro de Beijing, con el pretexto de un incremento de los viajes debido a la temporada de verano. Las medidas ahora son tan estrictas que todos los contenedores de basura tienen que ser revisados y limpiados cada 15 minutos.

La gente entonces se preguntó si los problemas en los vuelos y la seguridad en el metro fueron movimientos preventivos, destinados a frenar una rápida movilización de personas con intenciones terroristas.

Golpe de estado fallido

Esta serie de eventos sugiere que China puede estar experimentando algún tipo de golpe de estado en el que se ven involucradas Beijing y Shanghái. Puede que se trate de un intento fallido por derrocar a Xi, o de un movimiento del grupo de Xi para deshacerse de la fuerza política de Jiang.

El accionar de Xi quizá fue más rápido de lo esperado, pero a lo mejor estos movimientos no fueron su intención original. Las circunstancias pueden haberlo obligado a actuar con rapidez, o tal vez alguien lo forzó a hacerlo. Xi Jinping y Wang Qishan, seguro saben que en una guerra de poder las acciones preventivas ofrecen la ventaja. Podría esperarse que operaciones aún más intrigantes estén a punto de ocurrir en la actual política china.

Chen Pokong fue miembro del movimiento estudiantil de 1989 en China. Luego de pasar dos temporadas en prisión, Cheng fue exiliado en Estados Unidos. Escribe regularmente sobre China y sus políticas y es autor de varios libros sobre el tema.

Por Chen Pokong – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios