China comienza la militarización de sus islas artificiales mientras crece la tensión

Máquinas de Dragado construyen isla artificial enMar de China

Máquinas de Dragado construyen isla artificial enMar de China
Armas militares chinas en islas artificiales- para delimitar derecho sobre aguas internacionales.(Foton Marina de E.U.)
EE.UU. dejó claras sus intenciones al pasar por el aire. Es para mantener la libertad de navegación y para dejar claro que la construcción de un nuevo territorio en aguas internacionales del régimen chino no será reconocida como un legítimo reclamo de soberanía sobre la región.

El régimen chino ha movido armamentos a sus islas artificiales en el Mar Meridional de China, mientras que las tensiones con los países vecinos y Estados Unidos se intensifican..

 

El tipo exacto de armas desplegadas no se especifica en un informe exclusivo de la agencia de noticias australiana The Sydney Morning Herald. Sin embargo afirma que las autoridades australianas están preocupadas de que China siga desplegando radares de largo alcance y baterías antiaéreas.

En la estrategia militar recién lanzada del Partido Comunista Chino, cambió la política de defensa aérea de su fuerza aérea para permitir acciones ofensivas.

El informe australiano afirma que las discusiones en torno a los despliegues de armas “están provocando discusiones en los círculos militares de alto rango” que pueden conducir a Australia para que empiece a enviar su fuerza aérea al Mar del Sur de China en misiones de ‘libertad en la navegación’ “para demostrar que Canberra no acepta las endurecidas demandas de Beijing”.

Las misiones podrían incluir volar, navegar, y ejercicios similares, junto con las fuerzas de otras naciones.

Las discusiones en Australia siguen una nueva política de Estados Unidos para desafiar directamente la apropiación de tierras por parte del régimen chino en el Mar del Sur de China.

El régimen chino está construyendo islas artificiales en las aguas cercanas a 1.300 millas de la parte continental de China. Al tiempo que no ha declarado oficialmente una región defensiva alrededor de las islas, su ejército ha estado advirtiendo a otras naciones cuando pasan por ese lugar.

El 20 de mayo, el ejército de Estados Unidos publicó el audio y el vídeo de los tipos de amenazas que el régimen chino envía. Voló el avión de vigilancia Poseidón P8-A sobre una de las islas artificiales chinas. Una voz por la radio china le hizo ocho advertencias, incluyendo esta, “Se está acercando a nuestra zona de alerta militar”, “!abandone de inmediato!”, y “!váyase!”.

Estados Unidos dejó claras sus intenciones al pasar por el aire. Es para mantener la libertad de navegación y para dejar claro que la construcción de un nuevo territorio en aguas internacionales del régimen chino no será reconocida como un legítimo reclamo de soberanía sobre la región.

Después del paso aéreo por parte de Estados Unidos, Filipinas declaró que ellos también comenzarán a volar aviones militares sobre la región. Australia podría ahora seguir su ejemplo.

Ambiciones globales

 

El régimen chino ha hecho claras sus ambiciones de expansión. Frente a esta amenaza, de acuerdo con Richard Fisher, investigador principal en el Centro de Evaluación y Estrategia Internacional, Estados Unidos tiene una pequeña ventana de tiempo para actuar.

“Estamos entrando en una batalla de percepciones, y estamos tratando de añadir nuevas capas en el argumento de que es China el que es el agresor, el que rompe la regla, y la verdadera amenaza para la región”, dijo Fisher.

Sin embargo agrego que a menos que Estados Unidos esté dispuesto a poner más fuerza detrás de su retroceso, “los chinos van a seguir ignorándonos, continuaran construyendo más bases, y seguirán construyendo el control de esta región cuando tienen los medios para hacerlo”.

El régimen chino está utilizando una estrategia de tres puntas, mientras empuja en el extranjero. Utiliza a los militares para tomar y defender el territorio, propaganda para justificar sus acciones, y dinero para enganchar a líderes empresariales y políticos para influir en la política exterior.

Se refirió a sus ambiciones de expansión en el libro blanco de estrategia militar chino lanzado el 26 de mayo por el Ministerio de Defensa Nacional de China. El informe describe los intereses del régimen chino en expandir su influencia global, poniendo a tambalear a Taiwán, y ampliar el control militar en el Mar del sur y del este de China.

“Esta es la cadena de acontecimientos que deberíamos estar trabajando en detener ahora”, dijo Fisher.

Fisher señaló que el régimen chino ha enviado entre 200 y 300 barcos al Mar del Sur de China con el fin de construir islas artificiales para bases militares. “En la mayoría de los lugares se consideraría una invasión”, dijo y agregó “Estados Unidos debería estar respondiendo como si China comenzara a invadir el Mar del Sur de China”.

Las ambiciones del régimen chino para la expansión militar no se limitan sólo al Mar del Sur de China. En la actualidad está tratando de construir bases militares en otros lugares, incluyendo en Djibouti en el noreste de África, y en Namibia en el suroeste de África.

Los informes publicados por los medios de comunicación chinos en noviembre del 2014 declaran que el régimen chino está tratando de construir 20 bases navales en todo el mundo, incluso en Pakistán, Sri Lanka, Birmania, Djibouti, Yemen, Omán, Kenia, Tanzania, Mozambique, Seychelles, Madagascar, Corea del Norte , Papua Nueva Guinea, Camboya, Tailandia, Bangladesh, Maldivas, Nigeria y Angola.

De acuerdo con The Namibian, un informe sobre las bases, publicadas en el periódico chino  international, Herald Leader señala que las bases le darán a los militares chinos “tres líneas estratégicas” en el norte, occidente y sur del Océano Índico.

 

Fisher señaló que cuando se tienen en cuenta los lazos militares y empresariales del régimen chino, también pronto podría tener influencia sobre los principales puntos forzosos de paso del comercio en América Central, América del Sur, el Atlántico Sur, y en el Mar del Sur de China.

“Hay mucho más por hacer”, dijo Fisher, en relación con la actual respuesta estadounidense. “Estamos en un período donde hay muy poco tiempo”.

Por Joshua Philipp – La Gran Época.

redaccion@sohnetwork.com

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios