Perros apaleados y asesinados en la industria del cuero en China

Una investigación sumamente perturbadora de PETA Asia revela que los perros son apaleados y asesinados para que su piel pueda convertirse en zapatos, guantes, cinturones y otros accesorios de cuero.

En el matadero, el investigador filmó como los trabajadores agarraban a un perro tras otro alrededor del cuello con un estrangulador de metal y los golpeaban en la cabeza con un palo de madera. Algunos perros caían inconscientes, mientras otros gritaban y se retorcían en agonía. Algunos todavía luchaban por respirar después de ser degollados antes de que sus pieles fueran arrancadas de sus cuerpos. Los perros que esperaban en fila para ser asesinados gemían y ladraban mientras un trabajador los golpeaba en un intento por lograr que caminaran más despacio. Uno de los empleados le dijo al investigador que esa planta apalea y desuella de 100 a 200 perros al día. Cuando este video fue filmado, había unos 300 perros vivos en el recinto, a quienes los encargados tenían previsto asesinar.

La mayoría del cuero de todo el mundo proviene de China, donde no se penaliza el maltrato de los animales asesinados por su piel.

Los productos hechos de cuero de perro son a menudo exportados a todo el mundo para venderlos a clientes desprevenidos. Así que si compras cuero, recuerda: No hay una manera fácil de saber en la piel de quién estás.

Un investigador de PETA Asia visitó plantas de procesamiento de cuero de perro en China, y documentó el proceso de convertir la piel de perro en guantes de moda para mujer, en guantes de trabajo y en otros accesorios. El propietario de una planta le dijo al investigador que en ese momento tenía en existencias unas 30.000 piezas de cuero de perro semielaboradas. El cuero utilizado en los guantes que se ven en las siguientes imágenes, así como en otros accesorios de piel de perro, se procesan en fábricas como éstas y son vendidos en todo el mundo.

Fuente: Peta Latino

Te puede interesar:

¿Estás usando cuero de perro?

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios