China refuerza la frontera con Corea del Norte

Con numerosos controles de la Policía Militar china en las carreteras y los soldados patrullando con fusil, la tensión se palpa en Dandong, principal frontera con Corea del Norte, tras el último ensayo nuclear de Kim Jong-un.

Junto a sus continuos lanzamientos de misiles, esta nueva provocación ha deteriorado aún más las relaciones entre ambos países, unidos por su histórica alianza comunista desde que Mao Zedong acudiera en ayuda de Kim Il-sung, el abuelo del actual dictador, durante la Guerra de Corea (1950-53).

De aquella época queda una unión «forjada en sangre» que recuerdan los monumentos militares que pueblan Dandong, así como el puente roto sobre el río Yalu, bombardeado por Estados Unidos durante aquella contienda. A su lado, otro puente de hierro construido durante la ocupación japonesa es el cordón umbilical que mantiene con vida al régimen estalinista de Pyongyang.

Dos tercios del comercio entre China y Corea del Norte, que se estima en unos 5.000 millones de euros anuales, pasan por este puente de un solo carril para coches y camiones y una vía del tren.

Al tiempo que menguaba su comercio bilateral por las sanciones de Naciones Unidas contra el régimen de Kim Jong-un, que han cortado sus exportaciones de carbón, hierro, plomo y marisco, Pekín ha reforzado su vigilancia militar en la frontera por la creciente inestabilidad. En junio, el Ejército Popular de Liberación anunciaba las patrullas de una nueva brigada fronteriza defensiva y una videovigilancia las 24 horas con vehículos militares, drones y cámaras de alta definición.

China se blinda así ante el temor a una hipotética intervención militar de Estados Unidos contra Pyongyang, que el presidente Donald Trump no ha descartado.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios