China, «la nación de ahorradores» o la de «equilibrio de poder», ahora está cambiando a un país de “deudores”. En las familias promedio, muchos jóvenes, debido a sus consumos y a la adquisición de bienes raíces, no solo no pueden ahorrar dinero, sino que deben préstamos bancarios. Los datos muestran que China actualmente tiene 130.000 yuanes per cápita en deuda y 560 millones de chinos que no tienen ahorros.

El comentarista financiero chino Zhang Ping, escribió en el «Círculo financiero» el 19 de noviembre, que recientemente dos conjuntos de datos han llamado la atención.

Primero, la tasa de ahorro actual de China, ha caído al nivel más bajo de la historia y hay una tendencia a la baja continua. Anteriormente, China tenía la tasa de ahorro más alta del mundo.

En 2010, la tasa de ahorro de China superó el 50%, mientras que la tasa de ahorro de los países europeos y estadounidenses fue inferior al 10%. En los últimos años, la tasa de ahorro de China del 50% anterior, cayó al 45% ahora. Cabe señalar que hay 560 millones de personas en China que no tienen depósitos bancarios.

En segundo lugar, la tasa de deuda de los residentes chinos ha aumentado rápidamente en los últimos 10 años. Los datos muestran que la deuda total de los residentes chinos supera los 200 billones de yuanes y la deuda per cápita es de casi 130.000 yuanes. La situación de la deuda es aún peor para los jóvenes.

¿Por qué China ha pasado de ser un «país de grandes ahorros» a un «país de grandes deudas» en sólo 10 años? Según el análisis de Zhang Ping, hay cuatro razones principales.

En primer lugar, los salarios de los trabajadores chinos no pueden mantenerse al día con el aumento de los precios y el común de la gente tiene muchas deudas mientras que su capacidad para ahorrar dinero se reduce. La razón principal del aumento de los precios es que la emisión de moneda del PCCh es grande y la marea está aumentando. Sin embargo, las empresas físicas no necesariamente tienen buenos rendimientos. El jefe no puede ganar más, para pagar a los trabajadores, especialmente a los que trabajan en empresas privadas. Sus ingresos salariales no pueden mantenerse al día con el aumento de precios. Muchas familias equilibran sus ingresos y gastos, y no hay dinero extra para depositar en el banco. Algunas familias también necesitan pagar a plazos para comprar bienes. No solo no tienen dinero para depositar en el banco, sino que también tienen deudas por consumo.

En segundo lugar, en los años ochenta y principios de los noventa, la gente tenía muy pocos ingresos salariales, pero no consumía grandes cantidades de dinero, en ese momento las casas eran asignadas por la unidad de trabajo y se viajaba en autobús o bicicleta. Desde la comercialización de propiedades inmobiliarias, los precios de la vivienda se han convertido en caballos salvajes, que se han duplicado más de diez o incluso decenas de veces en 20 años.

En este momento, China también canceló la distribución de viviendas sociales, la vivienda debe comprarse y los chinos tuvieron que sacar ahorros bancarios para pagar el anticipo y poder comprar una casa. Un buen número de personas vaciaron las «seis carteras» (dinero de los seis miembros de la familia) para comprar una casa.

Pero no solo eso, porque el precio de la vivienda es demasiado alto y es imposible que más del 95% de las personas, paguen la casa de una sola vez por lo que necesitan pedir dinero prestado a plazos del banco y tardan de 20 a 30 años para terminar de pagar una casa. Desde 2015, los residentes no solo han gastado sus ahorros sino que también tienen deudas porque quieren comprar casas y piden prestado a los bancos, aumentando de esta manera fuertemente la tasa de deudores.

En tercer lugar, muchos residentes además de comprar casas también compran automóviles. Un automóvil que vale más de 100.000 a 200.000 yuanes, que no es un precio demasiado alto, en comparación con el precio de la vivienda, muchas personas todavía no pueden comprarlo de una vez. Un automóvil que vale más de 100.000 yuanes debe reembolsarse en 24 meses. Para las familias comunes, la presión también es grande. Además, de pedir dinero prestado para comprar un automóvil, el mantenimiento anual y el mantenimiento del vehículo también es un gasto importante.

En cuarto lugar, la creciente tasa de endeudamiento en China también está relacionada con el concepto de consumo temprano de los jóvenes. Los datos muestran que la deuda per cápita del grupo posterior a los 90 es de 127.000, que debe pagarse con 18 meses de ingresos salariales.

Al mismo tiempo, en la generación de los 90, 1 de cada 4 personas usa Far Away y a 2 de cada 3 personas que compran teléfonos móviles les gusta pagar a plazos. Por otro lado, cada vez hay más canales de endeudamiento nacional, pues existen pequeñas empresas de préstamos y empresas hipotecarias fuera de línea, Far Away, Kredimart en línea y las tarjetas de crédito bancarias que pueden estar sobregiradas.

Recientemente, los jóvenes endeudados establecieron una «Alianza de los deudores», palabras que son las más buscadas en internet.

La información pública muestra que el grupo Douban «Alianza de personas endeudadas» se fundó en diciembre de 2019 y reunió a 16.605 jóvenes con deudas. Según el grupo, los jóvenes se endeudan debido al «consumo descontrolado», «estafas», «préstamos online», etc.

Reportero: He Jingtian

Editor: Song Yue

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/444739?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios