Chinos con ciudadanía inglesa piden justicia

Aunque la ley de trabajo forzado, que duró 50 años en China, se ha abolido, el régimen sigue deteniendo violentamente a los manifestantes y los encierra en las cárceles negras de manera forzada con una serie de medidas ilegales.

Incluso, un chino con nacionalidad británica no pudo evitar la brutalidad de la prisión, junto con otras personas de origen chino, aunque con nacionalidad diferente, que regresaban a su tierra de origen.

El pasado 2 de Febrero, en el tercer día del año nuevo chino, la señora Han Suhua quemó fuegos artificiales a un lado de la pared roja de Zhonanhai para pedir justicia, al mismo tiempo tomó pastillas para dormir con la intención de suicidarse. Ese mismo día, un vietnamita de origen chino llamado He Guanjiao, acudió a la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y al consulado de los EEUU, para, finalmente, llegar a Zhonanhai con la intención de pedir justicia, pero fue detenido y llevado a Majialou.

Al día siguiente del suceso, es decir, el 3 de Febrero, la británica Han Suhua estaba en su casa recostada en cama después de su intento de suicidio. Ella le pidió a nuestro reportero de Sonido de la esperanza (Radio SOH) ayuda para que el gobierno inglés la apoye para salir de China ya que en caso de morir, también quiere que sus restos salgan de China.  (Grabación):

“Quiero salir de aquí, no puedo soportar porque el gobierno chino es demasiado cruel, ellos me encerraron en una cárcel negra y no me dieron ninguna ayuda; incluso, me persiguen y no me permitirán salir del país. Yo soy británica, mis documentos están en la Oficina de la Ciudad de Zhengzhou; ellos se llevaron mis documentos y no quieren regresármelos. Si yo muero, ayúdenme a avisar a mi familia, para que vengan a Pekín y me lleven de regreso”.

Han Suhua vivía permanentemente en Hong Kong. La oficina municipal de Zhengzhou de Asuntos Civiles recibió un soborno de 200,000 yuanes por parte del esposo para que le hicieran un certificado falso de divorcio; todo esto sin el conocimiento de ella. Este documento le permitió al esposo volver a casarse y despojar de los bienes a la señora Han, los cuales llegan a millones de yuanes. La señora Han fue a China a hacer su petición, este trámite le ha llevado cinco años. Ella fue encerrada en una cárcel negra 16 veces por el gobierno de Henan; fue golpeada, torturada en forma brutal, sus documentos de identificación le fueron robados. En Pekín fue detenida 12 veces en forma ilegal, muchas veces había querido suicidarse en forma de protesta.  (Grabación):

“Aquí éstos, incluso en el gobierno, no dan ninguna razón, tampoco hablan de las leyes, no tienen corazón ni conciencia. Solo porque ellos son muchos, hacen al pueblo como quieren; no tengo manera de hacerles nada a ellos. Este caso viola la ley y si los demando a ellos, no hay ninguna oficina del país que quiera tratar el caso, no hay lugares donde pueda declarar la razón y no puedo creer tampoco. En China hay 1,300 millones de personas y en el mundo hay 7,500 millones de personas, no creo que no se pueda aclarar este asunto”.

Para escuchar la nota completa en chino entre a: http://soundofhope.org/node/451433

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios