Dos hombres de negocios en Sidney están dispuestos a satisfacer la venta de aire puro y fresco desde Australia hacia China por sólo 18.80 AUD (13 usd por lata)

John Dickinson y Theo Ruygrok están ofreciendo una variedad de diferentes “sabores” de aire, tomadas de lugares como las montañas azules, la playa de Bondi, el Valle de Yarra y también de Nueva Zelanda y de Tasmania.

Según el Sydney Morning Herald, Dickinson comenzó el proyecto como un simple hobbie para que los turistas chinos se llevaran un recuerdo desde Australia, lo que les permitia “llevar a su casa un poco de Australia”, sin embargo, rápidamente se descubrió que estaba en algo mucho más grande.

En declaraciones a Mashable Australia, Dickinson explica por qué sus productos se han convertido en un éxito en China:

Muchos chinos están conscientes de la salud, ellos hacen ejercicio, toman suplementos alimenticios, aunque la realidad es: que no pueden cambiar el aire que respiran.

Esto es realmente una de las razones por las que estábamos interesados en ese mercado debido a que el conocimiento real de la salud y el bienestar.

“La contaminación del aire es muy pesada ahora en China por lo que a todos nos gusta el aire puro de Australia”, dijo Zhou. “Yo compro el aire de Australia para mis clientes y he tenido mucho éxito”, comentó.

Contaminación en China

Hoy día, el aire comprimido podría muy bien convertirse en la próxima agua embotellada. El año pasado, una empresa canadiense que vende aire fresco de montaña a los consumidores chinos comenzó con gran éxito.

En marzo, los habitantes de la provincia de Guangdong fueron vistos vendiendo bolsas de aire fresco para los turistas que visitaban las ciudades con smog.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios