Comisionados de Derechos Humanos piden una mayor presión sobre China por su abuso en los derechos humanos

El Dr. Sev Ozdowski y el Hon. Tim Wilson. Da Click
Dos Comisionados de Derechos Humanos en SYDNEY (HRC), han hecho un llamado mundial para presionar aún más a las autoridades chinas con el objeto de poner fin a los abusos de los derechos humanos.

El Comisionado de Derechos Humanos Tim Wilson y el ex Comisionado Dr. Sev Ozdowski hablaron sobre su perspectiva sobre la proyección: “Trascender el Miedo”,  la cual es un documental que está relacionado con la detención del abogado en derechos humanos chino, Gao Zhisheng.  Gao sufrió repetidos arrestos, tortura física y emocional y el acoso permanente de su familia por defender a aquellos a merced de un gobierno corrupto.

“Yo estaba personalmente muy conmovido”, dijo Wilson.

El Sr. Wilson dijo que hay que hacer más para educar y alentar al público a expresarse sobre el abuso de los derechos en China y señaló, que los Legisladores en Australia sólo pueden actuar si el público así lo exige. Y enfatizó:

“Creo que en Australia hay demasiada apatía en relación a los factores externos que están  fuera de su visibilidad y, por tanto, fuera de su mente, y es por éso que reitero mi punto de vista de que los políticos tienen que entender que estas cuestiones son importantes para el público”.

Según las encuestas realizadas por el Instituto Lowy en Sydney, la mayoría de los australianos se sienten molestos con China por adjudicarse un papel de liderazgo en la región, y muchos consideran al país como una amenaza potencial militar.

El Sr. Wilson, quien fue nombrado por el Gobierno de Abbott, señaló que él considera que el Gobierno sí está adoptando una posición sobre ciertos temas en derechos humanos, pero debe hacer más. Y también dijo:

“Creo que, por una parte, el actual gobierno está de acuerdo parcialmente con esa actitud pero tienen que llevarlo a una posición mucho más elevada”.

El Dr Ozdowski, quien fue autor de un importante informe sobre la detención de niños inmigrantes, señaló que en la superficie, la vida aparentaba estar bien en China. Y comentó:

“Mucha gente va allí, pero esta película está mostrando enérgicamente, la corriente subterránea que está prevaleciendo ahí en este momento”,

El Dr Ozdowski experimentó en carne propia la ocupación soviética en Polonia y dijo que la película ilustra claramente la naturaleza opresiva de un estado comunista.

“El Partido Comunista [en China] dirige la perspectiva de que si las reglas no son convenientes entonces, instruye a los tribunales de  “no administrarlas”. Cuando se necesita torturar a alguien, esa persona no tiene los derechos de un ser humano, esa persona es simplemente un producto del Estado”.

Él dijo que para los intereses de Australia, se requiere de una China democrática y demandó un enfoque más resuelto en relación a los derechos humanos que a la fecha ha sido muy evidente.  Y advirtió:

“Es por nuestro propio interés, tener un país donde la gente pueda determinar qué acciones debe tomar su gobierno. De lo contrario, China es un poco peligroso”.

La proyección, que tuvo lugar en el Parlamento de Nueva Gales del Sur el 18 de junio, fue organizada por los Greens MLC David Shoebridge.

El abogado Shoebridge, recordó a la audiencia que los australianos gozan del privilegio de vivir en un lugar donde se respetan las leyes de los derechos de la población y el no estar de acuerdo con el Gobierno no significa perpetrar la detención arbitraria, la tortura y la humillación.

“Pero, Gao Zhisheng, quien fue nombrado por la propia China como uno de sus mejores 10 abogados en derechos humanos, comentó en la presentación de la película que “él se enfrenta a todo un entorno jurídico diferente”.

En la película, el Sr. Gao es entrevistado en su casa durante las varias detenciones que sufrió y habla libremente acerca de por qué él tomó acciones colectivas contra las autoridades chinas por el abuso en las prácticas de planificación familiar; de por qué aceptó llevar los casos de los propietarios de tierras que fueron desalojados de sus hogares sólo para dar paso a los Juegos Olímpicos en Pekín; y de  por qué defendió a los practicantes de Falun Gong cuando supo que los resultados ya se acumulaban en su contra.

Él describe la horrible tortura que tuvo que soportar y admite que no fue hasta que el entorno para su esposa y sus dos hijos era insoportable, cuando accedió a renunciar a su puesto. Sin embargo, el acoso continuó y, hasta la fecha se reporta como “desaparecido”, aunque existen informes de que está retenido  en el norte de China.

El Excmo. David Kilgour, ex Secretario de Estado Canadiense para Asia Pacífico y, autor de un informe sobre la sustracción ilegal de órganos a practicantes de Falun Gong en China, se unió desde Canadá a la discusión a través de Skype.

Alabó el Sr. Gao por su valor y lo describió como una combinación de Nelson Mandela y Mahatma Gandhi.“El Sr. Gao es uno de los seres humanos más extraordinarios de la Tierra”, dijo el Sr. Kilgour.

Los Australianos Chinos, que se encontraban entre los miembros de la audiencia, también preguntaron por qué no había más cobertura sobre el abogado Gao en la prensa.Un ex disidente chino, que ahora vive en Australia, sugirió que tal vez el nombre de la calle del consulado chino en Sydney debe cambiarse a Gao Zhisheng  para encaminar el mensaje en casa.

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes  en Estados Unidos, votó el 24 de junio para renombrar la calle done se encuentra  la embajada china en Washington como “La Plaza Liu Xiaoco”  y así resaltar las continuas detenciones de los disidentes y el horrendo historial de derechos humanos en Beijing plasmados por el ganador del Premio Nobel.

El Sr. Shoebridge dijo que era importante apoyar a las personas que luchan por los derechos humanos en China y animó a la gente a ponerse en contacto con sus representantes estatales y federales para expresar su preocupación.

Se presentó y aprobó durante la presentación, una moción tanto para liberar al Sr. Gao, como para poner fin a la discriminación por motivos de religión o de creencias y  garantizar que el Gobierno de Australia exteriorice su preocupación por los abusos de derechos humanos en China. 

Para mayor información visite: www.transcendingfearfilm.com

Por Shar Adams La Gran Epoca

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios