Da la bienvenida a tus amigos y familiares desde la puerta de tu casa. Elige una corona bonita y personalízala con algún adorno. Otra idea es colocar unas bolsas de papel, con piedras para que no se vuelen, y con una vela dentro. De esta manera crearás una sutil iluminación, muy agradable por la noche.

Lo más importante será el impacto que dé el tradicional árbol navideño, por eso sigue estas recomendaciones y tu elección será envidiable:

El tamaño

No es lo mismo un árbol de 1,50 m de altura que uno de 1,80 m. Ten en cuenta la altura de donde lo vas a ubicar. Si tiene menos de 2 metros, escoge un árbol de 1,50-1,70 m de alto. Para los techos más altos se amplían las posibilidades hasta árboles de 2 m y 2,40 m de altura. Deja siempre unos 20 cm mínimo entre la punta del árbol y el techo.

La ubicación

Escoge un lugar que no quede en mitad del tránsito. Busca una esquina, por ejemplo. Piensa si necesitarás un enchufe cerca en el caso de que vayas a colocar guirnaldas luminosas que necesiten corriente. Las tienes también con funcionamiento a pilas.

El acabado

¿Cuál te gusta más? El tradicional de ramas verdes, el blanco nevado o el que deja ver algo de nieve reposada en las ramas. Siempre debes elegir el que más se ajuste a tus gustos, finalmente este objeto de decoración es el que le va a dar el toque mágico a tu navidad. Recuerda que es muy importante que le pongas luces llamativas que resalten la característica que más prefieras.

Los más innovadores

Ramas con luces, de cerámica, en acabado glitter… ¡Hay árboles para todos los gustos y estilos!

¡Mándanos la foto de tu árbol de navidad!

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios