Comisión del Congreso de EE. UU. condena la sustracción de órganos en China

Sustracción ilegal de órganos a practicantes de Falun Gong en China
También pide el fin de la persecución contra Falun Gong y la liberación de todos los practicantes.

 

El 30 de julio, el Comité de Asuntos Extranjeros de la Cámara de Representantes del Congreso de EE. UU. aprobó la Resolución 281, la cual condena públicamente la extirpación forzada de órganos de practicantes de Falun Gong y otros prisioneros de conciencia, cometida por el Partido Comunista Chino (PCCh). La resolución fue firmada por casi 200 miembros del Congreso de ambos partidos, y ahora pasará a la Cámara para su aprobación.

La resolución condena públicamente los crímenes de sustracción de órganos en China; exige que las autoridades chinas detengan inmediatamente todos los actos de sustracción de órganos de prisioneros; demanda que el PCCh ponga fin de inmediato a la persecución contra los practicantes de Falun Gong y que libere a todos los practicantes de Falun Gong detenidos y otros prisioneros de conciencia. Además, la Resolución pide que el Departamento de Estado destaque el tema de la extirpación forzada de órganos en su informe anual de derechos humanos y que realice un análisis más detallado.

El presidente del Comité de Asuntos Extranjeros, Ed Royce, comentó que “la Resolución aprobada hoy toma una postura muy firme. Le pide al gobierno de la República Popular China que detenga esto. La mayoría de la gente en China no sabe de esto”.

La resolución fue presentada por la congresista Ileana Ros-Lehtinen, quien declaró que “muchos funcionarios chinos que tienen la tarea de erradicar a Falun Gong, golpean a los practicantes, los arrestan, detienen y les remueven los órganos mientras están encarcelados. Es horrible, y no son hechos aislados, está planeado por el régimen comunista chino. Nosotros debemos llamar la atención sobre ello y ponerle fin”.

Esta resolución se suma a una serie de acciones de distintas instituciones internacionales que en el último tiempo han manifestado su postura contra los crímenes de sustracción de órganos en China y han pedido el fin de la persecución a Falun Gong. En diciembre de 2013, fue el Parlamento Europeo quien aprobó una resolución condenando dichos crímenes, poco después de que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU recibiera 1,5 millones de firmas pidiendo que Naciones Unidas se pronuncie de manera similar. Muchos otros organismos de naciones como Canadá, Israel, Australia y diversos países europeos también se pronunciaron al respecto.

Zhang Jian, analista especializado en China radicado en EE. UU., opinó sobre esta tendencia. “La gente fuera de China pasó por un largo proceso de escepticismo, aceptación y finalmente, convencimiento. Y durante este proceso, varias organizaciones internacionales presentaron muchísima evidencia. El mundo finalmente pudo ver cómo un régimen tan perverso está realizando una masacre a tan gran escala contra sus propios ciudadanos y de una manera tan premeditada y sistemática. Aun más, esto es extirpación forzada [de órganos], que no tiene precedentes en la historia humana. Es el peor crimen”.

Zhang cree que este cambio también se debe a las acciones de los practicantes de Falun Gong en todo el mundo. “Gracias a su enorme resistencia pacífica, los practicantes de Falun Gong han pasado de ser un pequeño grupo de cultivación a tener una presencia en cada esquina del mundo. Ellos cuentan la verdad, difunden Verdad, Benevolencia, Tolerancia, y promueven su filosofía espiritual en todo el mundo, lo que merece nuestro respeto”.

La presentación de la Resolución coincidió con las noticias sobre el arresto en China de Zhou Yongkang, uno de los máximos responsables de la persecución a Falun Gong. Al respecto, Zhang opinó que “la Cámara de Representantes de EE. UU. puede usar esto como apoyo a la campaña de Xi Jinping [actual cabecilla del régimen chino] para ‘atrapar tigres’. Esto apoya la intención de Xi de acabar con todos los funcionarios corruptos, especialmente los de la banda de Jiang Zemin [iniciador de la persecución a Falun Gong]. Si Xi tuviera el apoyo de Estados Unidos, entonces el arresto del ‘viejo tigre’ Jiang Zemin estaría a la vuelta de la esquina”.

NTD- y la Gran Epoca.

redaccion@sohnetwork.com

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios