Congreso de EE.UU. condenará sustracciones de órganos en China con nueva Resolución

Esta resolución haría que la Casa de Representantes condenara las sustracciones de órganos aprobadas por el Estado en China, llamaría al cese de la práctica, exigiría el fin de la persecución a Falun Gong

El Congreso ha introducido una resolución que condenará al Partido Comunista Chino por extraer los órganos de prisioneros de conciencia. Si pasa la fase de votaciones, la Resolución 343 supondrá la primera vez que el Congreso de EE.UU. aborda públicamente este abuso particular en China, el cual algunos investigadores han descrito como una de las violaciones de derechos humanos más graves en este país..

La resolución fue presentada por la oficina de la congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-Fla.) y el representante Gerry Connolly (D-Va.), y está basada en el contenido de una resolución similar del anterior Congreso.

El título completo es “Expresando preocupación acerca de los continuos y creíbles informes de extracciones de órganos sistemáticas y aprobadas por el Estado de prisioneros de conciencia sin su consentimiento en la República Popular de China, incluyendo de un gran número de practicantes de Falun Gong y miembros de otras minorías religiosas y étnicas”.

Esta resolución haría que la Casa de Representantes condenara las sustracciones de órganos aprobadas por el Estado en China, llamaría al cese de la práctica, exigiría el fin de la persecución a Falun Gong – el grupo más fuertemente perseguido por las extracción de órganos – y pediría una investigación sobre estos abusos.

Falun Gong es una disciplina espiritual china que era practicada por unas 70 millones de personas, según cifras oficiales, antes de que el régimen lanzara una persecución nacional contra ella en 1999. El líder del Partido en ese entonces, Jiang Zemin, vio a la pacífica práctica como una amenaza ideológica, y la campaña contra ella como una manera de aumentar su poder en el Partido Comunista.

Esta resolución haría que la Casa de Representantes condenara las sustracciones de órganos aprobadas por el Estado en China, llamaría al cese de la práctica, exigiría el fin de la persecución a Falun Gong

El Departamento de Estado también sería llamado a llevar a cabo análisis detallados de los informes de extracciones de órganos a prisioneros de conciencia.

La Resolución 343 es una “resolución simple”, tal como se conocen este tipo de resoluciones, lo cual significa que requiere solamente el voto una sola casa (en este caso, la Casa de Representantes), y permite a la Casa expresar su opinión sobre una materia de política pública, pero no obliga a la administración o a entes privados a actuar de acuerdo con las conclusiones de la resolución.

Una fuerte expresión de condena por parte del Congreso a las sutracciones de órganos sería importante, según Zhang Erping, portavoz del Centro de Información de Falun Dafa. “Este es el peor crimen contra la humanidad – tomar órganos humanos mientras las víctimas siguen con vida. Sería  un error si la gente mirara a otro lado en frente de semejante injusticia”, explicaba Zhang.

Continuó diciendo: “Es muy bueno que haya miembros del Congreso promoviendo esta resolución para hacer un esfuerzo por detener crímenes contra la humanidad”. Otros co-promotores de la resolución son los representantes Connolly, Rohrabacher, Poe, Diaz-Balart, Brownley, Farr y Valadao. La anterior versión de la resolución, que fue marcada en una reunión del comité pero no sometida a voto, aparentemente debido a limitaciones de tiempo, obtuvo 245 co-promotores, así que es probable que esta versión encuentre también un amplio apoyo.

Desde entonces, nuevos avances han empujado las extracciones de órganos de prisioneros de conciencia más a la opinión pública, destacando el recibimiento del Premio Peabody por el director Leon Li, cuyo documental “Human Harvest” trata en detalle las extracciones de órganos de los adherentes de Falun Gong. Los Premios Peabody a menudo son llamados los Pulitzers de la radio y la televisión, y y requieren la decisión unánime del panel de jueces.

En elogio del documental de Li, los jueces escribieron: “Como una novela de misterio  con un desenlace fatal, el documental de Leon Li comienza con cifras que no cuadran y deja entrever una explicación impensable…Li encuentra fuentes dentro de China que dicen que la respuesta es que las extracciones de órganos son la ejecución y que las víctimas son en su mayoría prisioneros de conciencia, practicantes de Falun Gong, un movimiento espiritual perseguido, cuyas metas incluyen mejorar la salud”.

Pero incluso a medida que el público se vuelve cada vez más consciente de la evidencia de extracciones de órganos promovidas por el Estado de prisioneros de conciencia, un desarrollo paralelo transcurre de forma soterrada en China para reformar rápidamente el sistema de trasplantes de órganos – o al menos, dar la apariencia de estar haciéndolo – y volver a las buenas prácticas del sistema médico internacional, que ha desdeñado ampliamente a China desde comienzos de 2014.

Una fuerte condena, una cada vez mayor atención del Congreso, supondría un revés para estos esfuerzos de pintar una imagen de color de rosa del sistema de trasplantes de China y para el intento de hacer desaparecer el problema de Falun Gong.

En una declaración instando a sus compañeros representantes a pasar la resolución, la representante Ros-Lehtinen dijo: “La horrible práctica del régimen chino de extraer órganos de los practicantes de Falun Gong y de otros prisioneros de conciencia es una bárbara violación de los derechos humanos y debe ser detenida…China debería terminar inmediatamente con su campaña sistemática de propaganda, encarcelamiento, y abusos contra aquellos que practican Falun Gong, liberar a todos los prisioneros de conciencia, y permitir una investigación independiente sobre sus extracciones de órganos aprobadas por el Estado”.

“Insto a todos mis colegas en la Casa a unirse a Gerry y a mí para promover y pasar esta resolución para ayudar a atraer la atención hacia los terribles abusos de derechos humanos, al tratamiento, y a la persecución a los practicantes de Falun Gong”, dijo, refiriéndose al co-promotor y representante Gerry Connolly.

Connolly también publicó una declaración condenando la persecución a Falun Gong, diciendo que “esta resolución aboga a favor de sus derechos humanos y libertades básicas y espero que mis compañeros continúen realizando una defensa fuerte a favor de los practicantes de Falun Gong”.

Teng Biao, un conocido abogado chino cursando actualmente con una beca en la Universidad de Harvard, dijo en la entrevista: “La situación general de los derechos humanos en China es terrible – tanta gente se enfrenta a que sus derechos humanos básicos sean violados. Pero Falun Gong es básicamente el grupo más perseguido”.

Teng continuó diciendo: “Desde lo que yo entiendo, simplemente no hay ninguna duda sobre las extracciones de órganos ilegales del Partido Comunista a Falun Gong. Una enorme cantidad de evidencias apuntan todas a esto. Pero el Partido Comunista está constantemente encubriendo la verdad, y niega las investigaciones internacionales – así que esto hace claro que hay un problema ahí”.

 Por Frank Fang y Matthew Robertson – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios