Desde junio de este año se han encontrado 305 cuerpos y 32 esqueletos de las ballenas Sei en la Patagonia de Chile, lo que ha desconcertado a los científicos de todo el mundo.

Sin embargo, el pasado miércoles por medio de fotografías aéreas y satelitales se pudieron contabilizar 337 ballenas muertas, que incluyen también esqueletos.

“Nos pareció una imagen apocalíptica. Nunca había visto algo igual”, dijo a la agencia Vreni Häussermann, directora del Centro Científico Huinay, quien participó en la expedición.

Las ballenas Sei son uno de los animales más grandes del mundo y llegan a medir hasta 18 metros.

Especialistas estiman que las muertes ocurrieron en el mar debido a la ingesta del alga tóxica o por la marea roja, sin embargo, aún siguen las investigaciones.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios