¿Conoces el comportamiento de los colibríes?

 

Los colibríes son una de las aves más interesantes y merecedoras de estudio constante. Según un estudio recientemente publicado en Proceedings of the Royal Society B., investigadores observaron el comportamiento del ave bajo la lluvia. Además del asombro que causa sus características, ahora se descubre como reacciona el ave bajo condiciones adversas.

Llama poderosamente la atención de los seres humanos por ser considerados los acróbatas de la familia de aves, batiendo sus alas de más de 45 veces por segundo, se ciernen hacia delante, hacia atrás, e incluso al revés. Sin embargo sus movimientos aéreos gastan cantidades enormes de energía, por lo que deben ingerir al menos una vez al día, una gran cantidad de alimento o néctar, incluso en condiciones meteorológicas adversas, de lo contrario podrían morir.

Los investigadores observaron que las gotas de lluvia son pesadas para el colibrí, y al volar, éste es golpeado cuando la lluvia es fuerte en un 38% de su peso corporal. En el experimento los investigadores sometieron a cinco Anna colibríes (Calypte Ana) a las condiciones de lluvia ligera, moderada y fuerte en el laboratorio.

Descubrieron que las aves apenas se ven afectadas por la lluvia cuando ésta es ligera o moderada, sin embargo su comportamientos cambio completamente cuando al tener que mantener el control de la antena bajo una intensa lluvia , los movimientos de sus cuerpos se trasformaron. La posición de la cola es ahora horizontal, el batir de sus alas es más rápido, y la reducción de sus alas ángulo de movimiento también cambio.

Vuelo del Colibri en camara lenta

Los investigadores encontraron que el cambio de posición paradójica se debió a que esta nueva posición reducía la cantidad de gotas que golpean a las alas del pájaro, movimiento que además, ayuda a mantenerlo más estable en el aire. Otra de las conclusiones de la investigación fue que encontraron que la resistencia al agua del colibrí hace que las plumas de éste absorban hasta un 50% el impacto de las gotas que caen pesadas a su cuerpo, en tanto que le ayuda a mantenerse en vuelo, y conservar el control sin importar el clima.

En México se les llama colibríes, chupárosas o chupamirtos. Todos ellos se agrupan dentro de la familia Trochilidae, endémica del continente americano. Cuenta con alrededor de 350 especies en total. Es considerada una de las aves más pequeña del mundo. El colibrí más común en México llega a pesar 5 gramos y miden 12 centímetros de longitud. Sus alas tienen varios adornos además de tener un pico muy largo, y estrecho que guarda en su interior una lengua en forma de trompa, la cual usa par absorber el néctar de las flores.

Redaccion Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios