Cristiano Ronaldo abandonó Ibiza, donde pasó gran parte de sus vacaciones, poco después de que su yate fuese abordado por los agentes de Aduanas. Lisboa fue su siguiente destino y ahora va a ir a China para protagonizar una serie de actos publicitarios de la marca deportiva que le patrocina. El día 22, estará en Shaghai y el 23, en Pekín. Así lo desveló él mismo en las redes sociales.

 

El fútbol chino ha vuelto a poner sus ojos sobre el portugués del Real Madrid. Si recientemente la oferta se había situado sobre los 180 millones de euros, ahora aumentaría a los 200 millones de euros para el club blanco con un salario anual para el luso de 120 millones, según destacaba As.

Fuente: Mundo deportivo

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios