Críticos chinos condenan como una “farsa” la investigación en Wuhan de la OMS

0
146
Peter Ben Embarek (C) habla con Liang Wannian (Izq.) y Marion Koopmans (Der.) después de una conferencia de prensa para concluir una visita de un equipo internacional de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei, el 9 de febrero de 2021. (Foto de HECTOR RETAMAL/AFP a través de Getty Images)

Un disidente chino condenó los hallazgos de la Organización Mundial de la Salud sobre el origen de la pandemia como una “farsa”, y agregó que es probable que el régimen chino los aproveche para desviar la responsabilidad de causar la crisis mundial.

Según Yuan Hongbing, un académico chino y voz crítica del Partido Comunista Chino (PCCh) que vive en Australia, la investigación de la OMS en Wuhan fue similar a “una farsa organizada por el régimen chino”.

“Podríamos haber predicho que esta supuesta investigación llegaría a esto”, dijo en una entrevista.

Cuando un equipo de expertos de la OMS concluyó su viaje el 9 de febrero, Peter Ben Embarek, un científico danés que dirigió la misión de la OMS, descartó la teoría de que el virus del PCCh pudo haberse escapado de un laboratorio de virología como “extremadamente improbable”. Los murciélagos, dijo, siguen siendo un origen probable.

El Departamento de Estado puso en duda la cantidad de transparencia otorgada al equipo de la OMS y dijo que Estados Unidos presentaría su conclusión luego de revisar el informe completo de la OMS.

Gordon Chang, autor de “The Coming Collapse of China”, describió los comentarios de Embarek como “intensamente políticos”.

“Esta misión hacia Wuhan está fuertemente negociada con condiciones que en realidad fueron diseñadas esencialmente para que no encuentren nada”, dijo Chang al programa “American Thought Leaders” de The Epoch Times.

“Están allí por un mes, dos semanas de las cuales están en cuarentena y van al Instituto de Virología de Wuhan por tres horas y media”, dijo. El equipo visitó el laboratorio el 3 de febrero.visitó

“No sé cómo los miembros de la OMS pueden decir eso después de un examen tan superficial”, agregó.

El mercado húmedo pasó por una limpieza profunda en marzo de 2020, destruyendo todo el ganado y los bienes almacenados en su interior. Zhang Meng (alias), un voluntario que ayudó con la limpieza, dijo que lo despojaron todo durante el proceso.

“No quedó nada salvo el tablero de metal”, dijo en una entrevista reciente, y agregó que el equipo de la OMS no tenía nada que ver allí. “Todo desapareció en un barrido”.

Los trabajadores colocan barreras fuera del mercado mayorista cerrado, Huanan Seafood, durante una visita de los miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investiga los orígenes del coronavirus Covid-19, en Wuhan, provincia central china de Hubei, el 31 de enero de 2021. (Héctor Retamal/AFP a través de Getty Images)

Chang también criticó a Embarek por dar credibilidad a la idea de que el virus podría haber sido importado a través de alimentos congelados al mercado húmedo de Wuhan, donde surgió el primer grupo conocido de casos en diciembre de 2019. El investigador dijo que la transmisión del virus a través de alimentos congelados es una posibilidad que justifica una mayor investigación.

Las autoridades chinas han atribuido los brotes locales de COVID-19 a alimentos congelados importados, a pesar de que la OMS y los funcionarios de salud de EE. UU. afirman que no hay evidencia de que las personas puedan contraer COVID-19 de alimentos o envases de alimentos.

“Los expertos le dirán que sí, el coronavirus puede sobrevivir en los envases de alimentos congelados, sin embargo, nadie en una posición responsable fuera de China cree que sea una fuente probable de transmisión”, dijo Chang.

“Esta es una repetición de una narrativa de Beijing”, dijo. “Esto solo muestra que la misión de la OMS es completamente inútil—en realidad es peor que inútil porque está despistando a la gente”, agregó.

La administración Trump comenzó el año pasado el proceso para retirarse de la OMS, ya que la agencia fue criticada por repetir las narrativas de Beijing sobre el brote. El presidente Joe Biden, al asumir el cargo, revocó la decisión y restableció los lazos con la OMS el 20 de enero.

Peter Ben Embarek, habla durante una conferencia de prensa para concluir la visita de un equipo internacional de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei, el 9 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP a través de Getty Images)

El exsecretario de Estado, Mike Pompeo, también cuestionó el 9 de febrero los hallazgos de la OMS y dijo que no cree que “ellos [los expertos] obtuvieron el acceso que necesitaban”.

“Debo decir que la razón por la que nos retiramos de la Organización Mundial de la Salud fue porque llegamos a creer que estaba corrompida, que había sido politizada. Era doblar una rodilla ante el secretario general Xi Jinping en China”, dijo en una entrevista con Fox. Y dijo que el anuncio de la OMS no ha afectado su creencia de que “hay pruebas significativas (…) de que este [virus] puede muy bien haber venido de ese laboratorio”.

Días antes de que Pompeo dejara el cargo, el Departamento de Estado publicó una hoja informativa en la que afirmaba que tenía motivos para creer que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan mostraban síntomas similares al COVID-19 en el otoño de 2019, a pesar de que un virólogo senior de la instalación dijo lo contrario.

Matt Pottinger, el exasesor adjunto de seguridad nacional, luego pidió que se pusiera más atención a la hoja informativa, que dijo que fue “examinada con mucho cuidado” por funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Casa Blanca y el liderazgo de inteligencia.

Peter Daszak, un científico estadounidense del equipo de la OMS, coescribió artículos con Shi Zhengli del laboratorio de virología de Wuhan. Anteriormente condenó la teoría de la filtración del laboratorio como una “conspiración”, sin embargo, luego admitió que lo hizo “como una muestra de apoyo” a los científicos chinos para protegerlos del “acoso por Internet”.

En un tuit, el 9 de febrero, en respuesta a los comentarios del Departamento de Estado, Dazsak dijo que Biden “tiene que ser duro con China”. “Por favor, no confíe demasiado en la información de Estados Unidos: cada vez más desacoplada bajo Trump [y] francamente equivocado en muchos aspectos”, escribió.

Heng He, analista de asuntos sobre China, dijo que la participación de Daszak en la investigación constituía un conflicto de intereses.

“¿Por qué la OMS lo recusó?”, dijo. “Esto es básicamente una señal para el PCCh de que la OMS estará de acuerdo con su juego”, agregó.

También destacó la visita de la OMS a una exhibición de propaganda que promociona los logros de Beijing en la lucha contra el virus. “Ni siquiera cuenta como evidencia de cuarta mano”, dijo. “Simplemente historias creadas por el hombre”.

Con información de Cathy He

Redacción: Eva Fu

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios