Cualquiera puede ser víctima de la omnipresente red de vigilancia del PCCh

0
410
La omnipresente red de vigilancia del PCCh puede convertir a cualquiera en víctima. Foto: La creciente vigilancia de China (Fuente: Epoch Times)

El PCCh vigila a toda la población china en todas partes. Un jefe de telecomunicaciones ha revelado la historia interna de la vigilancia telefónica: «… Después de que el sistema está hecho, todo está en una línea, como un grupo de WeChat, a la vista. Cada vez que hagas una llamada telefónica, una luz parpadeará en la línea y sonará un breve mensaje: tu nombre y el de la persona que recibe la llamada aparecerán inmediatamente, y se verá claramente dónde estás y qué has dicho”.

La vigilancia telefónica es sólo una pequeña parte del vasto sistema de vigilancia del PCCh sobre los practicantes de Falun Gong en China.

Una agente de policía de Shanxi dijo: «Ahora, con esta tecnología, siempre que se consiga quién, en línea una encuesta, se sabrá todo. El teléfono, WeChat, QQ, tarjeta bancaria, solo con una chequeada todo lo sabe. Puedes saber lo que has dicho, lo que has hecho y con quién estás en contacto».

De hecho, esto no es todo. Ahora hay Tik Tok, KGQQ, opinionworld, microvideo, además para tomar transporte publico transmite tarjeta compra de seguros, cobro de pensiones, el tramite cualquier identificación, todo tiene que registrarse, la autentificación con el nombre real, el escaneo facial, etc., son utilizados por el PCCh para acumular grandes datos sobre los números de direcciones de los usuarios y teléfonos.

De hecho, no sólo los practicantes de Falun Gong, sino de todos los chinos en China, no hay ninguno que haya podido escapar de la enorme red de vigilancia de esta garra invisible.

En la actualidad, el Partido Comunista Chino utiliza todo tipo de métodos de vigilancia. Reconocimiento de voz y reconocimiento facial… los teléfonos móviles son las herramientas de comunicación que la gente utiliza casi siempre en su vida cotidiana moderna y la vigilancia de los teléfonos móviles se ha convertido en uno de los medios de vigilancia más comunes.

Según Minghui.org, desde el año 2000 se han monitorizado los teléfonos de casi todos los practicantes de Falun Gong que se han registrado en las comisarías de China. La policía utiliza un nuevo tipo de dispositivo de vigilancia que puede controlar y escuchar cualquier teléfono móvil, localizador o teléfono fijo a voluntad. El sistema de «vigilancia telefónica» del gobierno chino, es sólo una pequeña parte del sistema de vigilancia masiva que el PCCh utiliza contra los practicantes de Falun Gong en China. La respuesta del gobierno al caso es que el gobierno puede averiguar todo. La actividad principal de la empresa es ofrecer una amplia gama de productos y servicios al público.

Seguimiento telefónico y localización de practicantes de Falun Gong

El 12 de mayo de 2021, la seguridad del Estado en el distrito de Xindu, Chengdu, secuestró al parecer a nueve practicantes de Falun Gong y a sus familias, entre ellos Liu Guohua, Xie Shiying y Su Qinghua, según Minghui.org. Anteriormente, en la noche del 25 de abril, Li Yun, un practicante de Falun Gong del distrito de Xindu, Chengdu, fue secuestrado, la policía les ha estado vigilando durante mucho tiempo, mediante el seguimiento y la localización de los teléfonos móviles.

En la mañana del 10 de mayo, la oficina “610” (una organización ilegal especialmente para perseguir Falung Gong) y la seguridad nacional de la ciudad de Suzhou junto con la comisaría local realizaron una redada repentina, 13 practicantes de Falun Gong, entre ellos JI Yong y PAN Ning, fueron secuestrados y dos desaparecieron. Los agentes civiles que participaron en las detenciones ilegales dijeron: «Llevamos siete u ocho meses vigilando y siguiendo; y hemos reunido muchas «pruebas».

Según un informe del 28 de septiembre de 2019 de Minghui.org, un practicante de Falun Gong de Beijing fue secuestrado ilegalmente por el PCCh, junto con varios otros practicantes de Falun Gong. Dijo: «La policía nos vigila a través de nuestros teléfonos móviles y este secuestro debe estar relacionado con el uso de teléfonos móviles». En la comisaría, la policía le dijo: «Te has levantado a las 4 de la mañana para practicar gong».

Según un informe del 19 de abril de 2021, una practicante de Falun Gong de china continental reveló que un agente de policía de su comisaría local, que entendía la verdad, le dijo en privado que llevaban años vigilando los teléfonos móviles de los practicantes de edad avanzada y que habían averiguado dónde estaban los lugares de producción de materiales, quiénes trabajaban en ellos y cuándo llegaban a las reuniones, a que hora sale de su casa, cuando regresa, todo se sabe claramente.

El oficial de policía dijo: «todos ustedes han sido atrapados, no fallamos ni uno».

En los últimos años, se han producido varios secuestros a gran escala de practicantes de Falun Gong, Cai Yuli jefe de grupo del 6to grupo de investigación de tecnología de la ciudad de Jinzhou provincia de Liaoning fue quien vigiló y localizó los teléfonos de los practicantes de Falun Gong y los secuestró.

Los casos mencionados anteriormente son sólo la punta del iceberg de innumerables casos.

Aunque se susurre al oído también puede ser escuchado con el aumento del volumen

Debido al bajo costo de la vigilancia de los teléfonos móviles, la gran cantidad de información que se obtiene, la facilidad de manipulación y la dificultad para detectarla, el PCCh no sólo ha incrementado su vigilancia de los teléfonos móviles, sino que ha seguido invirtiendo en tecnología y personal.

De acuerdo a un informe del 7 de diciembre del 2018 una practicante de china continental y varios otros que tienen comunicación con ella fueron secuestrados al mismo tiempo. La estudiante cambiaba a menudo de número de teléfono móvil, e incluso utilizaba varios números de teléfono móvil al mismo tiempo, pero no podía evitar que su teléfono móvil fuera controlado y vigilado.

El agente de seguridad nacional pudo controlar una serie de cosas, como la participación de la estudiante en un estudio de grupo (lectura de literatura de Falun Gong), la situación de otros estudiantes del grupo, etc. Según la Policía de Seguridad Nacional, «incluso si susurras muy bajo junto a tu teléfono móvil, se te puede oír claramente a través del equipo que amplifica tu voz innumerables veces».

Un practicante de Falun Gong de China Continental escribió a Minghui.org, sobre su experiencia con la vigilancia remota de su teléfono móvil. Dijo: «Una vez que el teléfono estaba en el bolsillo de mi pantalón, sentí que estaba muy caliente, y cuando lo saqué, la linterna estaba encendida, el protector de pantalla había sido cambiado y el wifi, el Bluetooth, los datos móviles, el internet inalámbrico y todo lo que debería hacer manualmente, estaba encendido».

Minghui.org, informó el 6 de octubre de 2020 que, durante la epidemia, alguien de una unidad de practicantes de Falun Gong fue al centro de vigilancia de la red de la Oficina de Seguridad Pública para averiguar su paradero. «La persona de la Oficina de Seguridad Pública le dijo que podía controlar los registros utilizando su teléfono móvil y que los registros contenían los rastros de movimiento del teléfono móvil, es decir, dónde había estado el usuario del teléfono móvil, lo cual estaba claro. Esto demuestra que la tecnología de vigilancia de los teléfonos móviles está muy avanzada».

Ya en 2006, los periódicos del PCCh afirmaron que se había desarrollado un sistema de reconocimiento de la voz en las comunicaciones, mediante el cual se podía identificar la identidad de la persona que llamaba.

La «red de vigilancia telefónica» de la Seguridad Pública del PCCh

El PCCh ha creado una «red de vigilancia telefónica» para los practicantes de Falun Gong, y casi todos los practicantes de Falun Gong que figuran en la lista de vigilancia del PCCh tienen sus teléfonos vigilados. La vigilancia de los teléfonos móviles por parte del PCCh es polifacética, e incluye la intervención de la voz, la vigilancia del entorno y el seguimiento de la ubicación, recogiendo información de cualquier lugar y en cualquier momento.

Según Minghui.org, en China hay varias compañías importantes, como Telecom, Netcom, Mobile, Unicom y Tietong; y el conmutador de cada compañía tiene una interfaz especial: la «interfaz policial». Esa interfaz es gratis para ofrecer a la seguridad pública y sistema militar, su objetivo principal es controlar el teléfono. Normalmente, los departamentos de seguridad pública conectarán algunos dispositivos de monitorización a través de esta interfaz, los terminales de monitorización de estos dispositivos pueden colocarse dentro de las oficinas de seguridad pública, que pueden ser monitorizadas en cualquier momento.

Conectando los conmutadores de varios operadores a través de la «interfaz policial» y conectándolos a la estación central interna de la Oficina de Seguridad Pública a través de una red de área amplia, se forma una amplia «red de escucha» y normalmente cada conmutador puede «escuchar» unas 1.000 llamadas al mismo tiempo. «Normalmente, cada conmutador puede «escuchar» a unos 1.000 usuarios al mismo tiempo (a veces hay varios o decenas de conmutadores en una ciudad, según su tamaño). La Oficina de Seguridad Pública sigue pidiendo a los operadores que amplíen sus «interfaces policiales» para aumentar el número de usuarios simultáneos de vigilancia de «escucha».

La actividad principal de la empresa es proporcionar una lista de personas que practican Falun Gong, los nombres de los miembros de su familia, la afiliación de cada miembro de la familia con el practicante de Falun Gong y quiénes son los parientes de las personas con las que contactan regularmente. En cuanto llamas, una luz parpadea en la línea y suena un mensaje de texto: tu nombre y el de la persona que responde a la llamada aparecen inmediatamente.

Según fuentes fidedignas de la Oficina de Seguridad Pública, el PCCh ha creado una plataforma de gestión de la localización de tonos electrónicos judiciales de tres niveles, a nivel de ciudad, condado y municipio, con el terminal de la plataforma extendido a los teléfonos móviles.

Cualquiera puede ser una víctima

La primera gran base de datos de practicantes de Falun Gong fue creada por el «Proyecto Escudo de Oro», dependiente del Ministerio de Seguridad Pública.
El «Proyecto Escudo de Oro» (conocido oficialmente como «Proyecto de Informatización del Trabajo de la Seguridad Pública») se puso en marcha en 1998, y al año siguiente (1999) el PCCh comenzó a perseguir a Falun Gong, por lo que este proyecto se utilizó para el problema más urgente de todo el sistema de seguridad pública en ese momento sobre el asunto de Falun Gong. La vigilancia fue uno de los usos específicos del Proyecto Escudo de Oro y el posterior desarrollo del Gran Sistema de Inteligencia del Proyecto Escudo de Oro.

Empresas chinas de alta tecnología, como Huawei, participaron en el proyecto Escudo de Oro y en su posterior desarrollo del Gran Sistema de Inteligencia. Con la cooperación de los gigantes tecnológicos chinos, la vigilancia china se ha convertido en una gigantesca red que cubre toda China y cualquiera puede ser víctima.

Editor: Xin Ji
Reportero: Zi Jing
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios