Regla #5 del dinero. Hablar sobre el dinero con honestidad

Es muy difícil atravesar la barrera personal y social cuando se habla acerca del dinero, aunque es vital ya que si uno no lo hace, se queda abierto a pagar las consecuencias de los infinitos errores y se enfrenta a situaciones profundamente dolorosas, de las cuales se podrían haber evitado.

El día de hoy te comparto 6 puntos importantes para pensar.

¿Que es lo que no esta resuelto?

Mira a tu alrededor, particularmente a tus familiares mas cercanos y amigos. En cada una de esas relaciones, es probable que haya cosas no resueltas, cosas que en un mundo perfecto estarían resueltas, por ejemplo:

Con tu pareja. ¿Estas compartiendo los mismos sueños para el futuro? ¿Tienes algunas deudas que estas ocultando? ¿Estas en mejor o peor posición económica que tu pareja y que no se ha dado cuenta? ¿Están como pareja  de acuerdo en cuestión de su propiedad en caso de que alguno de ustedes fallezca? ¿Tu relación te satisface y te esta haciendo feliz?

Con tus padres. ¿Tienen un plan de propiedad en común? ¿Una herencia, por lo menos? ¿Están preparados para las consecuencias financieras de la jubilación? ¿Qué esperan de ti cuando se jubilen?

Con tu hijos. ¿Están ellos en espera para que tus les pagues la colegiatura cuando vayan a la universidad? ¿Estas dispuesto hacerlo? ¿Están ellos esperando que ayudes con los  gastos de su boda? ¿Estas dispuesto hacerlo? ¿Conocen  tus planes de como manejas tus propiedades?

Con otros parientes. ¿Ellos te deben dinero o tu les debes dinero? ¿Existen otros problemas como quien va a cuidar a los más ancianos de la familia? ¿Quien va a tomar la responsabilidad y de cuales cosas?

Con tu amigos cercanos. ¿Acaso constantemente tus amigos están involucrándose en actividades más costosas de las que son de tu agrado? ¿Te deben dinero? ¿Les debes dinero a ellos?

Esto es solo un principio. Aun en mi propia vida, después de hablar mucho sobre el dinero con personas a mi alrededor, aun pienso que no acabo de terminar con todos estos asuntos.

Pero si voy a comentarte,  que cada vez que iba a ser un esfuerzo por hablar sobre estos asuntos con una persona o personas importante para mi, me encontraba dejándolo a la decidía y luego me preocupaba demasiado por no comentarlo, y ya que lo hacia me daba cuenta que era más fácil de lo que esperaba para después sentirme con mucho alivio.

Todos los que deben estar involucrados, ¿están acaso involucrados?

Cuando te enfrentas con un asunto complejo, las ramificaciones frecuentemente afectan a diferentes personas y generalmente es una muy mala idea querer hacer grandes cambios sin tomar en cuenta las opiniones de otros.

Así que, antes de que empieces a dialogar sobre estas cosas, reúne a los que tienen que participar. Si vas hablar sobre la propiedad de alguien, asegúrate que las personas pertinentes al asunto estén involucrados o por lo menos tomarlo en cuenta en el dialogo.

Muy frecuentemente, esto parece doloroso. Siempre pienso sobre algunas situaciones de las cuales yo he sido testigo y me he involucrado. Es obvio, que algunas veces se omiten cosas o personas para mantener la situación a gusto en el momento, y dejar para después la parte dolorosa. Cada vez que se hace eso, termina siendo un desastre. Es mejor que hagas un lado tu orgullo, y reunir a todos los relevantes al asunto,  que se sienten y hablen sobre las cosas. Si alguien no quiere participar, esa es su decisión, pero hay que mantener la puerta abierta para ellos y  que eso les quede claro.

Obtener la información necesaria

Los hechos son los enemigos de las mentiras y las mentiras son los enemigos de las relaciones de confianza y el querer mantener relaciones de confianza es la razón por la cual estas haciendo esto.

Si, las personas están a la defensiva. Si, duele, cuando dices a veces toda la verdad. Así que hazlo mas fácil poniendo los hechos sobre la mesa, lo mejor posible. Saca toda la documentación y comienza a hacer un resumen de lo que hay.

Las personas se van a sentir a desagusto con esto. Lo mejor que puedes hace es aventarte y exponer las cosas tu mismo. Trae tu información y diles que la muestras si ellos también lo hacen. Tu mente es abierta y eres honesto vas a crear un ambiente de confianza que los provocara hacer lo mismo; a no ser que alguien sea deshonesto o este escondiendo algo.

¿Y que tal los sentimientos? Nuevamente, la honestidad es la mejor forma para que pongas  tu el ejemplo. Compórtate de la misma manera que te gustaría que  los otros involucrados se comportaran. Comparte hasta el último detalle de tu información. Menciona abiertamente tus opiniones y  sentimientos honesta y calmadamente.

Información certera y honestidad veraz son las herramientas poderosas para hacer un lado los  sentimientos personales y de esa manera llegar al meollo del asunto.

Simplemente, hazlo

Tú sabes del tema que quieres  hablar. Tu estas preparado para poner la honestidad sobre la mesa. Tú sabes quien tiene que estar involucrado. Ahora, solo hazlo.

Planea hablar sobre el tema en un lugar adecuado para todos los participantes un lugar confortable. La casa de alguien, generalmente, es el mejor lugar excepto, si alguien  esta molesto o no esta a gusto.

Si van a utilizar cifras y las van analizar, deben hacerlo en  un lugar donde toda la información estará disponible. Por lo tanto, si van a repasar toda una planeación de propiedad, lo mas indicado será hacerlo en la propiedad misma y en la casa del dueño.

También debes agendar con tiempo anticipado el día, el lugar y a que hora se van a reunir a dialogar sobre este asunto y notificar a todos los involucrados. Dar suficiente tiempo sobre la fecha indicada para evitar conflictos con el horario. No decidas de la noche a la mañana que todos se van a reunir esa tarde.

En caso de requerir mucho tiempo para esto, un factor clave seria planear una comida o cena alrededor de esta reunión para que haya un descanso en medio de ella o después de ella; con una comida o una cena.

Como nota final: asegúrate que al final de la reunión, todos tengan claras las acciones que se van a tomar. Y sepan que se  necesita para que todos los planes y acciones se vuelvan realidad. Sin acciones especificas, nada se llevará acabo como resultado del diálogo.

Manejar el enojo o sentirse lastimado.

Dado que el dinero tiene un factor emocional muy fuerte, usualmente, se puede esperar que haya discusiones acaloradas y las personas se enojen o se molesten como reacción ante lo que se habla. Así que, planea eso con anticipación.

Primeramente, has como regla que no esta permitido que alguien comience a alzar la voz o externe su enojo. Si alguien se enoja, toma un break de tiempo para que se enfrié el asunto para todos. Nada bueno resulta de una discusión acalorada, porque si lo dejas solo va a aumentar rápidamente el enojo. Sigue esa regla y si alguien se vuelve a enojar, solo toma un break de tiempo hasta que todos se calmen otra vez.

Segundo, asegúrate que todos tengan claro la meta de lo que quieren lograr en la reunión y que todos estén de acuerdo con esto.  Por ejemplo, si se trata de planear la propiedad de los padres, la meta es ayudarles a que el plan refleje los deseos de todos los involucrados.

Finalmente, no permitas que los resentimientos se generen después del evento. Si acaso sabes que se van a generar emociones negativas por todo esto, planea una cena o un evento especial, inmediatamente después, para que se limen asperezas. Sentimientos de esta índole no deben prolongarse.

Seguimiento

Después de la conversación, te vas a encontrar con una lista de acciones por tomar y probablemente algunos sentimientos lastimados. Ambas cosas necesitan seguimiento.

Habla con la gente involucrada después de la reunión, y ve de que manera puedes aligerar sentimientos lastimados. Vuelve a recordarles el propósito de la reunión y la gran meta realizada, aunque duela. Escucha sobre sus preocupaciones y no los desdeñes. Ponte de acuerdo con ellos, por lo menos para hacerlos sentir que los comprendes, aunque no del todo estés de acuerdo.

Debes darle seguimiento a  todas las acciones tomadas. Asegúrate de que todos hagan las cosas que acordaron hacer. Esto puede indicar llevar acabo juntas de seguimiento para asegurarte de que las acciones se logren o que necesiten retroalimentación al  respecto.

Esto suena como mucho trabajo pero los beneficios son tremendos, porque  aseguras que las cosas importantes se hicieron y se elimino cualquier crisis. Hablar sobre dinero honestamente es algo muy positivo, una vez que ya superes tus  miedos referentes al dinero.

Trent Hamm, creador y autor de “The Simple Dollar”

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios