. (Shutterstock*)

A lo largo de nuestra vida, tal vez en más de una ocasión, nos hemos preguntado si es que nuestro grado de osteoporosis es el adecuado.

La osteoporosis está definida como una enfermedad que afecta a los huesos y está provocada por la disminución del tejido que forma, tanto de las proteínas que constituyen su estructura como de las sales minerales de calcio que contiene (Definición de la Sociedad Española de Reumatología). Como consecuencia de ello, el hueso es menos resistente y más frágil de lo normal, tiene menos resistencia a las caídas y se rompe con relativa facilidad tras un traumatismo produciéndose fracturas o microfacturas.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud, define a la osteoporosis como “la densidad mineral ósea cuyos valores oscilan entre 2.5. o menos”. Dichos valores se consideran como valores comparativamente muy por debajo de la densidad de una persona de 20 años. La densidad mineral de los huesos se mide mediante una prueba médica que se llama densitometría ósea.

La densitometría ósea se realiza actualmente con rayos x, ultrasonidos o isótopos radioactivos, pero dichas técnicas son invasoras y afectan o exponen el tejido a ciertos grados de radiación.

Es por ello que la Ingeniería en Electrónica, Ana Laura López quien forma parte del equipo innovador de la Universidad de Guanajuato, apoyada por Doctores y Maestros de la misma Universidad, desarrolló un dispositivo que mide el grado de descalcificación del hueso, es decir, mide la densitometría ósea. El proceso de medición se realiza por medio de impulsos eléctricos emitidos hacia el hueso. Dicho instrumento no es invasivo y facilita la detección temprana de la osteoporosis.

Pero el llegar a dicho desarrollo implicó todo un proceso de experimentación, el cual consistió en tomar algunas muestras de cortes de hueso de animal. Dichas muestras fueron sometidas a un proceso de descalcificación a diferentes grados, mediante el uso de una solución química. Posteriormente, se les inyectan parámetros eléctricos como resistencia, impedancia y capacitancia en diferentes grados.

Es como se crea entonces un dispositivo en forma de pulsera que puede ser colocada en los brazos o piernas que les permite saber el avance de dicha enfermedad en el hueso en cuestión. Asimismo, se cuenta con un software, el cual permite saber el nivel de enfermedad del hueso y la interpretación de los fenómenos eléctricos. El dispositivo creado en conjunto con la Universidad Politécnica del Bicentenario, está en proceso de patente.

Este tipo de desarrollos electrónicos, aunados al avance de la medicina, no sólo debe medirse en cuanto a logros tecnológicos, también se mide respecto a la calidad de vida que se le otorga al paciente, y en la disminución del nivel de invasión de su cuerpo.

FUENTE: JORNADA UNAM.

Por: Leticia Flores

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios