Día de los Pueblos Indígenas como legítimos habitantes reemplaza al Día de la Raza

dale click para ampliar la imagen
En Mineápolis los conquistadores pasaron a ser invasores: “La Ciudad de Mineápolis reconoce la anexión de tierras de Dakota para la construcción de nuestra ciudad, y sabe que las naciones indígenas han vivido en esta tierra desde tiempos inmemoriales”.

Los derechos de los pueblos originarios están en juego en el continente americano. A fines de abril la ciudad de Mineápolis dio un paso histórico al abolir la celebración del “Columbus day” -día de Colón en inglés-, conocido como “Día de la Raza”, que recuerda al “Descubrimiento de América” de Cristóbal Colón.

Por unanimidad el ayuntamiento de Mineápolis aprobó una resolución que reconocerá el segundo lunes de octubre como el Día de los Pueblos Indígenas en Mineápolis, comenzando por este año, comunicó su alcaldesa Betsy Hodges el 25 de abril.

“Junto con el gobierno federal, Mineápolis, durante muchos años ha reconocido el segundo lunes de octubre como Día de la Raza. La resolución de hoy reconoce el día como Día de los Pueblos Indígenas, marcando y celebrando la importancia del Indio Americano y la comunidad indígena de Mineápolis, así como la historia del activismo indio americano”.

Hodges explicó que este concepto de “Día de los Pueblos Indígenas”, se celebra en diferentes fechas y países desde que fuera propuesto en una conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, la resolución de Mineápolis va más adelante, al dejar atrás el “Día de la Raza” y el concepto de conquista. En cambio reconoce que para la construcción de la ciudad se anexaron las tierras que eran de los indígenas.

“La Ciudad de Mineápolis reconoce la anexión de tierras de Dakota para la construcción de nuestra ciudad, y sabe que las naciones indígenas han vivido en esta tierra desde tiempos inmemoriales y valora el progreso que nuestra sociedad ha hecho por medio de la tecnología del Indoamericano, el pensamiento y cultura”, comunicó el alcalde.

La alcaldesa Hodges también mencionó que hay que “reflexionar sobre las luchas actuales de los pueblos indígenas en esta tierra y celebrar su floreciente cultura”. Citó en el caso de Mineápolis a los “indios Dakota y los Oijbwe” y “otras naciones indígenas que se suman a nuestra ciudad”.

Desde hace 500 años, mientras los gobiernos proclamaban el “Día del descubrimiento de América”, los indígenas recordaban en esta fecha la invasión de los europeos después de la llegada de Cristóbal Colón; la que derivó en la muerte y asesinato de sus pobladores; y la destrucción y saqueo de sus territorios.

“Llamamos Pueblos Indígenas a aquellas personas que habitaron en una tierra antes de que ésta fuera conquistada por las sociedades coloniales y que se consideran distintos a las sociedades que actualmente gobiernan estos territorios”, dice la Universidad de Minnesota en su Web.

Según la Universidad, a pesar del reconocimiento internacional y la aceptación de la Declaración Universal de Derechos humanos, que garantiza los derechos fundamentales de todos los seres humanos, “el hecho práctico de los derechos humanos de los Pueblos Indígenas permanece sin medios de protección expresamente designados”.

En Toronto, un reciente informe médico alertó que el hombre indígena muere en promedio a los 35 años en esta próspera región de Canadá, debido a las políticas de colonización que aún se aplican en el territorio contra la población originaria.

En Chile, la Ley Antiterrorista aplicada a los indígenas de Araucanía fue criticada por las Naciones Unidas en este año, como una de las causas del conflicto que persiste en la región sureña. Pese a los acuerdos del país en devolver parte de los territorios ancestrales, esto no sucede. Por el contrario los nuevos proyectos aprobados por los gobiernos de Sebastian Piñera y Michelle Bachelet los invaden: hidroeléctricas que desvían sus aguas, salmoneras que aportan antibióticos y químicos, la continua quema de bosques para la plantación de especies exóticas comerciales.

“Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”, indica en su documento el departamento de Derechos Humanos de la Universidad de Minnesota, sin embargo en la realidad esto está lejos de aplicarse en América del siglo XXI.

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios