Dignatario canadiense desea que Shen Yun actúe en China

“Algún día tendremos que llevar este espectáculo a China para enseñarle a la gente qué es la cultura china, qué es la música y la danza china, la verdadera y auténtica China”, manifestó el ex parlamentario David Kilgour.

 

OTTAWA, Canadá – La noche de la actuación final de Shen Yun Performing Arts en el National Arts Centre en Ottawa, David Kilgour se encontraba entre los espectadores más prominentes. Kilgour, ex secretario de estado para Asia-Pacífico, tiene una larga trayectoria como defensor de los derechos humanos. En 2006, él y el abogado canadiense David Matas, emprendieron una investigación independiente sobre la sustracción ilegal de órganos por parte del Partido Comunista Chino a practicantes de Falun Gong con vida, que concluyó en un libro titulado “Cosecha Sangrienta”.

Desde hace mucho tiempo David Kilgour se volvió un gran admirador de las danzas tradicionales chinas de Shen Yun Performing Arts, pero este año le pareció incluso todavía mejor de lo que esperaba.

“Pienso que son verdaderamente fenomenales. Cuando vine, mis expectativas eran bastante altas, pero lo que vi superó todas mis presunciones. Me di cuenta que los demás espectadores tuvieron una reacción parecida a la mía”, expresó Kilgour que se manifestó feliz de haber presenciado la última actuación durante las fiestas de Navidad. “Fue algo realmente fantástico”.

En su misión de recuperar la rica cultura artística de China, de la cual se perdió su mayoría durante la revolución cultural (1966-76), Shen Yun lleva al escenario la belleza estética y la esencia de una tradición de 5.000 años de antigüedad. Este arte no existe en China actualmente.

“Algún día tendremos que llevar este espectáculo a China para enseñarle a la gente qué es la cultura china, qué es la música y la danza china, la verdadera y auténtica China”, manifestó Kilgour. “Apenas puedo creer que este día llegue, pero estoy seguro que llegará pronto”.

Desde su inicio en el año 2006, muchas importantes personalidades han expresado su admiración por Shen Yun y su relevancia en el mundo artístico.

“Uno de los espectadores que me acompañaba a la función era cantante de ópera, y la esposa de otro espectador era también cantante de ópera. Estaban igual de emocionados que yo. Estaban realmente entusiasmados”.

“Todos hemos aplaudido y nos hemos alegrado sin excepción”, afirmó Kilgour y añadió que el espectáculo tendrá siempre una gran aceptación en todos los lugares donde actúe.

“Nunca hubiese pensado que se pudiera hacer mejor, pero veo que cada año supera al anterior. Da la impresión de que hay todavía más bailarines y más cantantes. El uso de las fotos e imágenes fueron verdaderamente fantásticos. Estaba impresionado, y el aplauso del público demostró que todo el mundo compartió la misma emoción”, concluyó Kilgour.

La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios