Dilma Rouseeff

Brasileños marchan desde diferentes regiones de Brasil a través de aviones, autobuses y autos para estar a favor o en contra de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, esto debido a las acusaciones por sobornos, ocultar cuentas bancarias y la corrupción en su gobierno.

Además de esto, el maquillar el déficit presupuestal violando las normas fiscales del país.

La mandataria brasileña se juega su futuro político ya que será sometido por un voto en la Cámara de Diputados su permanencia en el poder.

Aunque también tiene el apoyo de sindicalistas, agricultores y obreros que se congregan desde hace días en un campamento creado en las inmediaciones del Estadio Mané Garrincha, que han sido establecidos por el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

La presencia policial y militar en la ciudad también fue reforzada, mientras los accesos al Legislativo fueron restringidos para evitar incidentes durante la votación, que será retransmitida en directo por las televisoras del país.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios