Los think tanks estadounidenses en «Instituto Hudson» y «Center for American Progress» el 12 de agosto invitaron por el desafío que enfrenta, a la Presidente de Taiwan Tsai Ing- Wen a dar una videoconferencia. Ella dio un discurso sobre el tema “La defensa de Taiwan como fortaleza de la libertad en la región del Indo-Pacífico”.

En un discurso en video, Tsai Ing-wen reiteró que Taiwan está a la vanguardia en la defensa de los valores de la libertad y la democracia, enfrenta serias amenazas del PCCh, y la tarea es ardua. Ella cree que mientras los países democráticos de ideas afines estén unidos, eventualmente superarán los desafíos y defenderán conjuntamente a Taiwan, un sólido bastión de la libertad y la democracia en la región del Indo-Pacífico, mantendrán la paz, la estabilidad, defenderán la libertad democrática del pueblo de Taiwan.

En su video discurso, Tsai Ing-wen dijo que miles de millones de personas en todo el mundo han estado involucradas en el vórtice sin precedentes de la epidemia del nuevo coronavirus (Covid-19). Más de 500.000 personas han muerto y millones de personas han sido infectadas. Al mismo tiempo, las economías de varios países también se enfrentan a un alto grado de incertidumbre, las tasas de desempleo están aumentando y el comercio mundial se interrumpe. Cuando el mundo se concentra en luchar contra la crisis más grave de la historia moderna, surge una fuerza que amenaza a una sociedad libre y democrática, Hong Kong es el ejemplo más evidente.

Tsai Ing-wen dijo: Taiwan y Hong Kong tienen profundos lazos históricos y culturales. Cada año, dos millones de personas viajan entre los dos lugares y miles de estudiantes de Hong Kong estudian en la Universidad de Taiwan. Taiwan y Hong Kong son las únicas dos sociedades chinas en el mundo que pueden conmemorar el 4 de junio (masacre Tiananmen en 1989) y tiene un significado de gran alcance para la libertad y la democracia.

Con respecto a la imposición por parte del PCCh de la Ley de Seguridad Nacional versión de Hong Kong y el arresto de los fundadores de Hong Kong Next Media, Li Zhiying (Jimmy Lai) y Zhou Ting, Tsai Ing-wen dijo: «Al ver a Beijing traicionando su promesa al pueblo de Hong Kong y a la comunidad internacional, destruyó este faro de libertad, ambos estamos tristes y asustados». Dijo que quería rendir homenaje al valiente pueblo de Hong Kong. A principios de julio, cientos de miles de habitantes de Hong Kong no temían al peligro y salieron a votar en las elecciones primarias del Consejo Legislativo de Hong Kong. También sintió la responsabilidad de la comunidad internacional de opinar (sobre opresión de Hong Kong). Apreció las acciones de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países democráticos, y exhortó a más países con ideas similares a ponerse de pie con valentía.

En respuesta al dueño de la librería de Hong Kong de trasladarse a Taiwan por temor a ser detenido en cualquier momento, Tsai Ing-wen, dijo que Taiwan debería establecer rápidamente una nueva oficina de servicio e intercambio para Hong Kong. Proporcionar ayuda humanitaria a los habitantes de Hong Kong que migran a Taiwan.

Tsai Ing-wen enfatizó: «En los próximos cuatro años, mi gobierno  tiene el deber de manejar con más cuidado las políticas entre China y Taiwan para mantener la paz, la estabilidad, defender nuestra democracia y libertad». También explicó por qué se mencionó en su discurso de asunción a su cargo en mayo los cuatro principios de interacción entre China y Taiwan. Los cuatro principios son «paz, reciprocidad, democracia y diálogo». «Paz» significa que nos esforzaremos por mantener la paz entre ambos países, y la otra parte debe abandonar la amenaza de las fuerzas contra Taiwan; «reciprocidad» no negar el hecho de la presencia del otro; «democracia» Beijing debe reconocer que el futuro de Taiwan lo deciden 23 millones de Taiwanes; y «diálogo» no evadir el diálogo con Beijing, dialogar, siempre que Beijing no ponga sus condiciones.

Tsai Ing-wen reiteró que Taiwan siempre reconocerá los lazos históricos y culturales que existen entre los dos lados del estrecho y cree que será mejor en el futuro, donde puedan compartir los éxitos y logros de los demás. Pero antes de lograr este objetivo, Taiwan debe ser realista y reconocer las diferencias entre los dos lados del estrecho (libertad y comunismo). Taiwan ha alcanzado plena libertad y democracia, y 23 millones de personas tienen derecho a decidir su propio futuro.

Tsai Ing-wen dijo: “bajo el concepto de defensa general se perfeccionaría una sólida capacidad de defensa de Taiwan. Como mencioné en mi discurso inaugural, esta será nuestra máxima prioridad. Estamos decididos a desarrollar y expandir capacidades para utilizar de manera más efectiva las ventajas geográficas, comprometernos a hacer las reformas militares de Taiwan más efectivas, desempeñando un papel clave en la estrategia de defensa, obteniendo el apoyo de países con democracias afines”.

Tsai Ing-wen dijo: «En mi segundo mandato, continuaré cooperando con Estados Unidos. Nuestra primera tarea es establecer una relación de seguridad constructiva».

Tsai Ing-wen dijo que la segunda área clave de la paz a través del Estrecho es el inicio de las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio que se realizó el mes pasado, lo que demuestra que los lazos económicos y la seguridad de la cadena de suministro son muy importantes tanto para Taiwan como para Estados Unidos.

Tsai Ing-wen dijo que la tercera prioridad es fortalecer los intercambios y la cooperación con otras democracias afines. Estados Unidos ha establecido consenso con Europa, Asia, África y muchos otros países y regiones para desafiar a los del régimen autoritario.

Tsai Ing-wen dijo al final de su discurso: “El pueblo de Taiwan está muy orgulloso de nuestra democracia y nuestros logros comunes, lo que demuestra que la democracia no es exclusiva del mundo occidental, y no es como algunas personas afirman que es incompatible con una cultura en particular. La elección del sistema político es universal. El deseo común de los pueblos del mundo es un derecho inalienable”.

Como presidente de Taiwan, Tsai Ing-wen reiteró que su deber es proteger estos derechos de las personas y garantizar que se transmitan de generación en generación. Taiwan está a la vanguardia de la defensa de los valores democráticos y enfrenta serias amenazas, lo que refleja la ardua tarea, pero cree que mientras los países con el mismo concepto de Democracias estén unidos y confíen en que eventualmente superarán los desafíos, mantendrán conjuntamente la protección de Taiwan, un sólido bastión de la libertad y la democracia en la región del Indo-Pacífico.

Reportero: Wenxing

Editor: Yang Xiao

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/410878?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios