El eco de los eurodiputados antieuropeos en España y la UE

dale click para ampliar la imagen
Las elecciones de la voz del pueblo o Parlamento Europeo de 2014 se ve impulsada por una creciente fuerza contraria a la UE.

El eco de los antieuropeos se está replicando luego de conocerse los resultados parciales de las elecciones del Parlamento Europeo 2014, que reúne 751 representantes de la voz del pueblo (*) de 39 países miembros.

Los partidos de esta tendencia, entre ellos los nacionalistas, duplicaron los asientos del año 2009, en medio de la crisis económica de la región y las acusaciones de corrupción.

Si bien algunos pronostican posibles cambios en cuestiones de inmigración y la libre circulación entre países, otros analistas destacan que la fuerza de decisión recae en la Comisión Europea, cuyos miembros son nombrados por los gobiernos nacionales.

Pese a la baja de preferencias aún lidera la Centro Derecha (PP) y el Partido Socialista, los observadores se mantienen cautos hasta no ver el resultado de las próximas elecciones nacionales de cada país.

En España la nación enfrenta una baja de votos en partidos tradicionales frente a cerca de un 20 por ciento de contrarios. El PP logró 16 eurodiputados y el Partido Socialista PSOE, 14. La Izquierda Plural, 6; el emergente Podemos, 5; la UPyD se presentó con 4; Coalición por Europa con 3; ERC con 2, Ciudadanos con 2; y un solo asiento para Los Pueblos Deciden y Primavera Europea.

Según la directora del Observatorio de Imagen Exterior e investigadora del Instituto El Cano, Carmen González, cerca de un 20 por ciento de votos lo obtuvieron los populistas que perciben que el Parlamento Europeo “no tiene voz frente a la crisis” y apuestan por un “voto de protesta”.

“En las europeas, los ciudadanos votan en contra de los partidos del establishment. Votar a partidos desconocidos es un recurso expresivo que se debe al enfado con el sistema, pero que no se puede tomar como un aumento del sentimiento antieuropeo”, dijo Carmen Gonzales, según Te Interesa, el 26 de mayo.

Internamente según el investigador de Economía Internacional, Federico Steinberg, el Parlamento repetirá las votaciones conjuntas coordinadas entre el Partido de Centro Derecha y el Partido Socialista, que siguen predominando. Afirmó además que en su papel el Parlamento Europeo continuará como un “actor marginal en la gestión de la crisis”, que se limitaría solo a “las notas al pie de pág.” de la Comisión Europea, según Te Interesa.

El investigador de Europa para el Real Instituto de España, Ignacio Molina dijo a dicho medio, que la nueva situación de antieuropeos en el Parlamento Europeo indica que “será más difícil de gobernar”, pero aclaró que no será ingobernable.

Molina agregó que tras las elecciones España quedó en una situación de “gran cataclismo, aunque no llega al colapso”. Según el analista hay que esperar a las elecciones generales para ver si se confirma la tendencia de cambio

Por su parte el nuevo grupo Podemos entró a formar parte del Parlamento Europeo tras pasar de las protestas a las urnas, con su lema de “es hora del sentido común, de recuperar la soberanía y la democracia, con personas más honradas y preparadas”. Con sus 5 eurodiputados anunció enfrentar el tema de la corrupción.

“Dijimos que íbamos a dar la sorpresa y anoche, haciendo historia, entramos en el Europarlamento con más de 1 millón de votos y 5 escaños. Enhorabuena a todas y todos”, comentó Podemos en las redes sociales.

En Francia la gran sorpresa la dio el Frente Nacional de Marine le Pen, europarlamentaria desde el año 2004, que lideró con 26 por ciento de votos. Los resultaron derivaron en una crisis para el actual gobierno de François Hollande, que logró solo un 14 por ciento.

El partido fundado en 1972 por Jean Marie Le Pen dice en su mensaje que busca unificar los movimientos nacionalistas de la derecha y se propone en sus bases como “partido proteccionista desde el punto de vista económico, y conservador en el plano social además de nacoionalista”.

En el reino Unido, Nigel Farage del partido de la independencia UKIP se declaró ganador antes de los resultados oficiales. Se estima que tiene un 30 por ciento de los votos, superando los resultados de 2009, en que estaba tras los conservadores. El frente laborista habría conquistado un 24 por ciento y solo un 23% los conservadores por el actual Presidente.

Sería la primera vez desde 1906 que la formación ganadora en el Reino Unido no es el Partido Conservador o el Partido Laborista.

Farage exigió hoy que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE), pronosticó “profundas consecuencias para sus líderes”, y anunció que aspira a convertirse en un árbitro a la vez que se anunció como “árbitro político” en las elecciones de mayo de 2015.

En Dinamarca los nacionalistas conquistaron más de la cuarta parte de las preferencias derrocando a los socialdemócratas y liberales.

En Austria el partido Liberal FPO de extrema derecha logró agregar más de un siete por ciento a los votos recogidos en el 2009 transformándose en la tercera fuerza política.

Los nacionalistas griegos de Amanecer Dorago obtuvieron un 9,4 por ciento de votos y los Verdaderos Finlandeses un 12,9 por ciento.

En Hungría los nacionalista se quedaron como segunda fuerza política con un 14,6 por ciento.

En la República Checa los votos de la Acción de Ciudadanos descontentos conquistó un 16 por ciento de representación.

En Alemania los antieuropeos de Alterativa para Alemania conquistaron un siete por ciento de los sufragios.

En espera de los resultados finales de la votación se estima que el partido Nacional Demócrata (NPD) podría conquistar por primera vez una representación en el Parlamento, al menos un asiento.

El partido Unión democratacristiana y Unión Socialcristiana que llevó a Angela Merkel al poder, bajó más de 2,5 por ciento en relación a las elecciones de 2009, pero se mantiene adelante con el 35,3 por ciento de preferencias, frente a los Socialdemócratas con 27,3 por ciento.

En Italia la Liga Norte obtuvo a su vez un 6 por ciento de preferencias y anunció unirse la próxima vez con la extrema derecha de Francia.

El partido antieuropeo Cinque Stelle de Beppe Grillo fue un éxito como tercera fuerza electoral al aparecer por primera vez en el Parlamento Nacional hace cerca de un año. Habían anunciado el triunfo para las elecciones de este domingo, sin embargo se contentaron con unos 6 millones de votantes, equivalentes a un 21 por ciento y a la segunda fuerza.

Si bien la fuerza antieuropea es fuerte, el gran triunfador fue Matteo Renzi del Partido Demócrata. El ex alcalde de Florencia sumó un histórico 40 por ciento de seguidores, superando las expectativas y dejando abajo a la Centro de Derecha, dominante en los años anteriores.

(*) Particularidades del funcionamiento de las instituciones de acuerdo a la UE:

•el Consejo Europeo, reúne a los líderes nacionales y europeos, establece las prioridades generales de la UE

•los diputados al Parlamento Europeo, elegidos directamente, representan a los ciudadanos europeos.

•la Comisión Europea, cuyos miembros son nombrados por los gobiernos nacionales, promueve los intereses de la UE en su conjunto.

•los gobiernos defienden los intereses nacionales de sus propios países en el Consejo de la Unión Europea.

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios