EE.UU. abrirá condicionalmente la frontera entre Canadá y México tras levantar el «bloqueo» de 19 meses

0
224
Canadá ha abierto la entrada a los ciudadanos estadounidenses que se hayan vacunado en agosto contra el virus del PCCh. (Crédito de la foto: Getty Images)

Desde que Estados Unidos bloqueó la frontera Norte-Sur en marzo del año pasado debido al brote del virus PCCh, finalmente se cree que la frontera entre Canadá y México se reabrirá a principios de noviembre.

Altos funcionarios de la Casa Blanca revelaron recientemente que el levantamiento de las restricciones se anunciará el miércoles (13), hora de EE.UU., lo que permitirá a los viajeros que hayan sido completamente vacunados contra el virus del PCCh, entrar en EE.UU. a través de las fronteras terrestres y los transbordadores. Se trata de un «cierre» récord de 19 meses en Estados Unidos.

Canadá, por su parte, ha permitido la entrada al país de visitantes estadounidenses totalmente vacunados desde el 9 de agosto.

Estados Unidos comenzó a prohibir los viajes recreativos a través de las fronteras del vecino Canadá, al norte y de México al sur en marzo de 2020, al inicio del brote mundial del virus Covid-19.

Desde entonces, esta prohibición se ha ampliado cada mes estableciéndose un récord en Estados Unidos de «bloqueo» de 19 meses. Pero estos controles fronterizos no sólo han afectado las economías de las comunidades transfronterizas y las vidas de sus familias y amigos, sino que también han tenido un grave impacto en la industria del turismo y transporte aéreo, tanto de Canadá como de Estados Unidos.

Un funcionario anónimo de la Casa Blanca dijo recientemente a Reuters que el Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, hará el anuncio oficial el día 13.

Tras 19 meses de ausencia, Estados Unidos anunció finalmente que abrirá sus fronteras a Canadá y México a partir de principios de noviembre.

Reuters informa que la apertura de la frontera de EE.UU. a los extranjeros de Canadá y México ya no se limitará a los visitantes de negocios y turistas. Una vez que se levanten los controles fronterizos a principios de noviembre, los viajeros que quieran visitar EE.UU. para un «viaje no esencial» podrán entrar siempre que estén completamente vacunados.

A partir de enero del año que viene, los «visitantes esenciales» como los camioneros que entren por tierra, tendrán que estar  vacunados completamente.

A diferencia de los viajeros por vía aérea, a los que se les exigirá una prueba de vacunación, los que lleguen por tierra o por agua serán sometidos a controles aleatorios por parte de la Aduana o la Patrulla Fronteriza.

De hecho, Estados Unidos no ha prohibido la entrada en México o Canadá desde el brote y los ciudadanos estadounidenses pueden seguir volando a ambos países fronterizos.

Antes de la apertura de la frontera entre Estados Unidos y Canadá en noviembre, Canadá había permitido a los viajeros estadounidenses que habían completado su vacunación entrar en Canadá para viajes no esenciales por tierra o ferry desde el 9 de agosto.

La apertura de la frontera estadounidense simboliza la plena interoperabilidad de la frontera entre Estados Unidos y Canadá en ambas direcciones.

La Casa Blanca anunció el 20 de septiembre que abriría las restricciones de entrada a 33 países a partir de noviembre y adoptaría nuevas normas que exigen a todos los pasajeros, incluido Taiwán, que muestren una prueba de vacunación y un test negativo en las 72 horas previas al embarque en un vuelo a Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. dijeron la semana pasada que la norma aceptaría tanto las vacunas aprobadas en EE.UU. como las certificadas por la Organización Mundial de la Salud. Incluye pfizer, AZ, Johnson, moderna, Sinopharm, Sinovac y Covishield de India.

En las próximas semanas se decidirá si la mezcla de dos dosis de vacunas de diferentes marcas se considerará una vacunación completa.

El cierre de la frontera terrestre de EE.UU. entre el Norte y el Sur durante 19 meses ha tenido un importante impacto económico en las ciudades dependientes del turismo a lo largo de la frontera. El líder demócrata del Senado estadounidense, Schumer, ha acogido con satisfacción la noticia de la apertura de la frontera y la opinión del Congreso se mostró esperanzado en que la Casa Blanca abra pronto la frontera.

No es ningún secreto que la frontera entre Estados Unidos y México suele estar inundada de inmigrantes ilegales que esperan obtener asilo en Estados Unidos.

En respuesta, el gobierno de Biden ha dicho que no tiene intención de cambiar las reglas de la administración Trump y que no abrirá la frontera a los inmigrantes ilegales.

Editor: Yun Tian

Reportero: Fei Zhen

https://m.soundofhope.org/post/554715

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios