El adiós de Gabriel García Márquez

(Claus/Wikimedia Commons)

“La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, escribió en su libro “Vivir para contarla”.

(Claus/Wikimedia Commons)
DALE CLICK A LA FOTO PARA AMPLIAR

Gabriel García Márquez, el Premio Nobel de Literatura y autor de “Cien años de soledad” permanecerá por siempre en los corazones de los lectores que siguieron afanadamente sus grandes éxitos. Aquejado de un cáncer que invadió sus órganos vitales falleció en su casa de la ciudad de México, donde los médicos, dada su avanzada edad de 87 años, lo atendieron en sus últimos momentos de vida antes de la gran partida.

 “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, escribió García Márquez en su libro “Vivir para contarla”.

Nacido en Colombia, Márquez es el autor de obras que van mezclando lo real con la ficción entre fábulas y leyendas, entre las que se destacan_ “El amor en los tiempos del cólera”, “El Otoño del Patriarca”, “El General en su laberinto”, “Crónica de una muerte anunciada” y “La Noticia de un secuestro”.

Nació en Aracata, una pequeña aldea del Caribe colombiano a la que los padres llegaron 17 años antes como “un viaje al olvido”, y que se cree retrató como Macondo en sus escritos.

García Márquez llegó a ser un símbolo entre los escritores de toda una generación, desde sus tiempos de periodista en que siguió los importantes aconteceres del mundo. En el año 1955 era un corresponsal del diario Espectador, y antes había tenido éxito con la publicación de algunos de sus cuentos en diarios colombianos.

En esa época publicó un capítulo de “La Hojarasca”, con el “Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo” y “El Coronel no tiene quien le escriba”.

Hizo muchos trabajos de literatura periodística y también incursionó como guionista en el cine. Están las películas “El Gallo de oro”, basada en el cuento de Juan Rulfo, pero sin duda la obra más leída fue “Cien años de soledad”, traducida en casi todas las lenguas, y la que le permitió aumentar su influencia en la literatura hispana.

El Gabo, como le llamaban, padecía desde hace años un cáncer linfático. Su última aparición pública fue en septiembre 2013 en una inauguración en Santa Fe y en un centro comercial de la ciudad de México. Tras una recaída fue hospitalizado y dado de alta el 8 de abril, para reposar en el hogar.

“Solo sé, que desde que tenía 17 años y hasta la mañana de hoy. no he hecho cosa distinta que levantarme temprano todos los días, sentarme frente al teclado para llenar una página en blanco o una pantalla vacía en el computador con la única misión escribir una historia no contada por nadie que le haga más feliz la vida a un lector inexistente”, dijo García Márquez en un homenaje que recibió en el año 2007 en Cartagena.

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios