El Colegio de Abogados de Hong Kong emitió una declaración el lunes, con respecto al plan de Ley formulado por el PCCh. La propuesta de «Ley de Seguridad Nacional» causó gran ansiedad en las comunidades locales e internacionales. Fue muy cuestionado el contenido confuso de la propuesta de ley que pasó por alto al Consejo Legislativo de Hong Kong, tampoco consultó al público, algo sin precedente en la historia.

Existe una gran preocupación por el fuerte movimiento en los cimientos de la independencia judicial de Hong Kong y piden al Gobierno de esta ciudad semiautónoma que aborde con urgencia las preocupaciones constitucionales y legales más fundamentales.

El Colegio de Abogados de Hong Kong planteó cuatro cuestionamientos en el comunicado: el primero es la “Ley de Seguridad Nacional” versión de Hong Kong que cubre el alcance del Artículo 23, la razón es porque Hong Kong dentro de su área autónoma legisla sus propias leyes, porque según la “Ley Básica” se demuestra que el Consejo Legislativo de Hong Kong es el único que puede formular, enmendar y abolir leyes de acuerdo con los procedimientos legales. Por lo tanto, el Comité Nacional Permanente del Congreso del Pueblo carece del poder de incorporar la “Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong” en el Anexo III de la “Ley Básica” a través del mecanismo del Artículo 18.

El segundo cuestionamiento es que la propuesta de ley no garantiza que cumplirá con las disposiciones del “Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”. «Esta vez, el Congreso Nacional del Pueblo está revisando la propuesta y sugiere que el Gobierno de esta ciudad semiautónoma publique la «Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong» sin saltarse al Consejo Legislativo. La propuesta de ley no tiene garantía de que pasará por la consulta civil antes de su publicación. Esto no tiene precedentes. El público merece la oportunidad de considerar y debatir una propuesta de ley que afecta sus derechos y obligaciones».

El tercer cuestionamiento es que la propuesta menciona que el gobierno central debería establecer una organización para realizar tareas relacionadas con la seguridad nacional en Hong Kong, según sea necesario. Al Colegio de abogados le preocupa que esta organización imponga restricciones a las leyes existentes en Hong Kong y si tendría el poder de cumplir la ley o estaría limitado por la ley de Hong Kong. También cuestionó si el poder estaría limitado por el Artículo 22 de la “Ley Básica”, es decir, «los diversos departamentos del Gobierno Popular Central, las provincias, las regiones autónomas y los municipios no interferirán en los asuntos de la Región Administrativa Especial de Hong Kong bajo su propia administración», lo cual tampoco  es muy claro.

Finalmente, la propuesta de ley menciona que la organización judicial debe seguir las leyes para prevenir con efectividad, detener y castigar los actos que ponen en peligro la seguridad nacional. La Asociación considera que la organización judicial mencionada puede dar la impresión de que en la actualidad y en el futuro instruirá de cómo emitir juicios, y reitera que la independencia judicial es la piedra angular de Hong Kong y no debe debilitarse ni sacudirse de ninguna manera.

Además, diferentes comunidades en Hong Kong continúan prestando atención a la implementación de la «Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong». Según Qiu Tenghua, director de la Oficina de Comercio y Desarrollo Económico, dijo: La «Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong» ayuda a recuperar la confianza de los inversores debido al flujo de información. El legislador demócrata Mao Mengjing refutó esta declaración, criticando las declaraciones de Qiu Tenghua como «manchar con sangre a Hong Kong» y «volteando el negro al blanco»: Él dijo: «especialmente la libertad de prensa, todos han visto anteriormente, ellos tenían solo dos métodos, uno era suprimir la Radio de Hong Kong, porque la Radio es en realidad un departamento gubernamental. La segunda era quitar las visas de trabajo a los periodistas extranjeros, o no permitirles la entrada, y usar las restricciones de inmigración para retenerlos. Pero ahora con la «Ley de Seguridad Nacional», los medios locales serán muy, muy peligrosos. En el futuro cuando quieran entrevistar a alguien, no tendrás la libertad de entrevistar, ni tampoco la libertad de informar, tampoco se podrá con los medios extranjeros. Es algo muy terrible, es la última línea que rompe con una sociedad civilizada».

Reportero Zheng Ming

Editor: Yuntian

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/382804

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios