El copiloto Andreas Lubitz, quien estrelló deliberadamente el avión de la empresa Germanwings en los Alpes franceses, sufría una enfermedad que ocultó a la compañía aérea.

El joven originario de Alemania, sufrió una depresión desde hace 6 años y llevaba un tratamiento psiquiátrico. Las autoridades determinaron esto con el expediente médico que encontraron en la casa del Lubitz.

“Varias cosas que se encontraron apoyan a la hipótesis de que el fallecido escondió su enfermedad a la empresa y sus compañeros”, indicó Christoph Kumpa, fiscal Düsseldorf.

“Alguien con una nota de enfermedad nada tiene que hacer en una cabina, se debería haber quedado en casa, no puedo comprender eso”, apuntó Markus Wahll, Asociación Pilotos Alemanes Cockpit.

Algunas empresas como Lufthansa, han anunciado nuevos procedimientos de seguridad, por lo que obligarán a todas sus aerolíneas para que siempre haya dos personas en la cabina.

“Estamos en conversaciones intensas con las compañías aéreas, también a nivel europeo, sobre otras medidas a adoptar”, dijo AlexanderDobrindt, ministro de transporte alemán.

El tercer día de trabajos de rescate de los cuerpos de las víctimas del accidente comenzaron con el sobrevuelo de helicópteros, las familias siguen pendientes para la identificación de los cuerpos.

Te puede interesar:

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios