El descubrimiento del té verde desde su uso medicinal

DA CLICK PARA AMPLIAR LA IMAGEN
De acuerdo al libro ‘El clásico del té’, escrito por un maestro del té llamado Lu Yu, de la dinastía Tang de China, la costumbre de beber té se deriva del legendario héroe cultural Shennong, luego de probar miles de variedades de hierbas.

 

Una leyenda dice que Shennong, el ‘agricultor divino’, probó varias hierbas y encontró 72 tipos de sustancias tóxicas diariamente. Pero sobrevivió a las toxinas masticando hojas de té.

Con el fin de encontrar hierbas para curar las enfermedades de la gente, Shennong recolectó hierbas de las montañas y zonas remotas, y probaba cada hierba que recogía. De esta manera, experimentó y diferenció las diferentes funciones de cada tipo de hierba.

Un día, Shennong probó una hierba tóxica, e inmediatamente se le secó la lengua y la boca la sintió como de algodón. Encontró un gran árbol y decidió apoyarse en él para reposar un rato, de pronto una brisa le trajo unas pocas hojas de color verde oscuro brillante.

Intuitivamente, puso las hojas en su boca y comenzó a masticarlas. Para su sorpresa, las hojas emitieron un olor fragante, que junto con su saliva hicieron que su lengua nuevamente se sintiera hidratada. También quedó lleno de espíritu y desaparecieron todas sus molestias.

Desarrollo del té

La práctica de beber té ha durado miles años en China. De acuerdo con ‘El clásico del té’ de Shennong’, después de descubrir el té, desarrolló la costumbre de beberlo.

Durante la dinastía Zhou (1046–256 a.C.), el té fue usado principalmente como un tipo de ofrenda de sacrificio hasta el 771 a.C. Más tarde, las hojas frescas del té fueron usadas como vegetales para el consumo de la gente 770 y 476 a.C. Después que estalló la guerra en el período de los ‘Reinos combatientes’ (470-221 a.C.), fue utilizado como una especie de droga.

No fue sino hasta 400 años más tarde que el té se incluyó como una bebida y un precioso elemento para demostrar cortesía y hospitalidad en las dinastías Qin y Han.

A la llegada de la dinastía Tang (618-907 d.C.), el té se dio a conocer formalmente al público y evolucionó gradualmente desde su uso medicinal original hasta convertirse en una bebida diaria muy común. Las prácticas y costumbres del té realizadas por nobles y plebeyos, poco a poco fueron tomando forma.

Muchos literatos famosos de las dinastías Tang y Song adoraban beber el té y describieron y elogiaron al té en sus magníficas obras. “Halagar a los huéspedes con té” ha sido una costumbre en China para dar la bienvenida a los visitantes. Esta costumbre ilustra el importante lugar en que el té llegó a tener en la etiqueta tradicional China tradicional.

Hoy en día, el té se ha convertido en un aspecto importante de la cultura China.

Por David Wu – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios